sábado, 19 de diciembre de 2009

Cuando la vida nos cuesta... siempre hay alguien que nos enseña a ver la belleza de existir y de luchar

Es uno de esos videos que uno agradece ver porque es real, porque conmueve, porque deja ver que pese a las adversidades más duras de la vida siempre hay una esperanza para el que persevera, para el que lucha, para el que se deja amar por Dios.

Después de ver este testimonio de amor a la vida, de humor, de comunicación, de unidad familiar y, sobre todo, de fe, también me vinieron a la mente unas palabras que dijo el Papa Benedicto XVI el pasado 8 de diciembre ante la Virgen Inmaculada: "Quiero rendir homenaje públicamente a todos los que en silencio, no con palabras sino con hechos, se esfuerzan por practicas la ley evangélica del amor, que hace avanzar al mundo. Son numerosos y raramente noticia. Hombres y mujeres de todas las edades que han entendido que de nada sirve condenar, quejarse o recriminar, sino que vale más responder al mal con el bien. Esto cambia las cosas; o mejor, cambia a las personas y, por consiguiente, mejora a la sociedad".

El Papa también recordó un punto fundamental que parece hacerse invitación para mirar con más fruto este video: "La Virgen María nos enseña a abrirnos a la acción de Dios, para mirar a los demás como Él los mira: partiendo del corazón. A mirarlos con misericordia, con amor, con ternura infinita, especialmente a los más solos, despreciados y explotados". Creo que por el tiempo en que nos encontramos, todas esas palabras no podían ser más atinadas al igual que este maravilloso hecho de vida.