martes, 12 de enero de 2010

Lo aprobaron, ¿pero es normal?

Como regalo de Navidad y año nuevo para los mexicanos, en Ciudad de México (gobernada por el Partido de la Revolución Democrática, PRD) han impuesto recientemente el comúnmente llamado "gaymonio". No es todo. También les dan posibilidad de adoptar.

Ya en varios artículos he tratado este tema y reflejan mi pensar basado en la ley natural (véase, por ejemplo Homofobia, cuántas injusticias se cometen en tu nombre). Lo que preocupa es que algunos dirigentes de ese partido político (que, dicho sea de paso, pertenece a la Internacional Socialista, a la que también pertenece, por ejemplo, el PSOE español que quiere imponer el aborto libre. Véase este enlace para más señas) quieren callar al cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, so pretexto de que México es un Estado laico y él va contra "la laicidad del Estado". Es decir, que la laicidad prohíbe la libertad de expresión. Lo que da más pena es que vengan las descalificaciones y no existan argumentos a la altura de los que usa el cardenal.

De hecho, ya que hablamos de argumentos, un amigo me envió un video de un conocido presentador mexicano que en pleno programa de tv lanza una pregunta a la sexóloga que quiere hacer pasar por natural lo que no es. Y la sexóloga no es que responda adecuadamente, a decir verdad. Muchos han querido "linchar" al presentador e incluso hay varias campañas que piden que lo despidan. Y todo por preguntar si "eso" es normal (es decir natural). Juzgue usted mismo.