jueves, 28 de enero de 2010

A propósito de Juan Pablo II: maticemos un poco sobre el tema de la "dimisión"

El postulador de la causa de beatificación de Juan Pablo II publicó un libro donde revela que el Papa Magno se planteó la dimisión, además de narrar algunos de los actos de mortificación que por amor a Dios hacía el finado Karol Wojtyla.

Ciertamente el libro contiene otros muchísimos detalles de vida espiritual sin duda más valiosos que estos otros que han despertado el morbo y, en no poca medida, la curiosidad.

Sólo por precisión, conviene matizar que el Papa se planteó dimitir (y no que dimitió). Dimitir, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española significa renunciar y está claro que nunca renunció y que incluso casi al final de su vida dijo que seguiría porque Cristo nunca bajo de la cruz (y vaya si Juan Pablo II la cargó también). “La Iglesia se gobierna con la cabeza, no con los pies”, recordarán que fue su frase.

Ojalá que cuando esté lista la edición en español muchos se animen a profundizar e ir más allá de los detalles periféricos.

***
Por estos días también "ha saltado" el rumor de un obispo católico de Polonia que, según eso, habría negado el holocausto. Recomiendo el post de Diego Contreras en La iglesia en la Prensa: claro, conciso e iluminador (ver enlace).