jueves, 25 de febrero de 2010

El divorcio no es la única solución

Como que ante las dificultades, por ejemplo las matrimoniales, lo más sencillo es “tirar la toalla” y dejarlo todo: dejarse vencer, perderse y perder. Casi a diario y sin dificultad nos encontramos con casos que nos quieren hacer olvidar que el divorcio es un fracaso; nos quieren decir que si la adversidad en la pareja llega no tiene sentido luchar por salvarla... O quizá no lo dicen, pero lo reflejan en la práctica (a través de música, televisión, cine y prensa). No todo es así. Hoy me encuentro con este video que deja percibir la belleza de la lucha por salvar este don tan precioso como lo es el del amor entre un hombre y una mujer dentro del matrimonio.