viernes, 12 de febrero de 2010

¿Y si hoy recibieras una llamada telefónica de Dios?

Lo encontré en ForumLibertas.com y me gustó. Muchas veces esperamos esa llamada de Dios para hacer algo. La verdad es que sí nos llama, pero solemos estar sumidos en el ruído, en la dispersión, etc., que no se le escucha. Pero el problema no es de Él.
Seguro que este video al menos motivará a estar en la misma sintonía. Y de ese modo habrá más oportunidad para la escucha y, consecuentemente, para la acción.