viernes, 14 de mayo de 2010

El Papa visita Oporto, Portugal: videos de las actividades en su cuarto y último día de visita

13 de mayo de 2010

A las 17,00 (hora de Portugal) Benedicto XVI llegó a la iglesia de la Santísima Trinidad en el santuario de Nuestra Señora de Fátima para encontrarse con los representantes de las organizaciones de la pastoral social. Participaron en el acto, junto a los organismos católicos, miembros de otras instituciones nacionales que se dedican a la asistencia de los necesitados.

Después de recibir el saludo del obispo Carlos Azevedo, auxiliar de Lisboa, el Papa se dirigió a cuantos trabajan en el "vasto mundo de la caridad". Al final de la celebración el Papa bendijo la primera piedra de un centro de las Misericordias Portuguesas que se erigirá en Fátima, y a continuación regresó a la casa Nossa Senhora do Carmo para encontrarse con los obispos de Portugal.

El Papa se encontró a última hora de esta tarde, en la Casa Nossa Senhora do Carmo de Fátima, con los obispos de Portugal.

En su discurso, el Santo Padre afirmó que necesitaba "abrirse cada vez más al misterio de la Cruz, abrazándola como única esperanza y última vía para ganar y reunir en el Crucificado a todos sus hermanos y hermanas en humanidad. En obediencia a la Palabra de Dios, está llamado a vivir, no para sí mismo, sino para que Dios esté presente en el mundo".

14 de mayo de 2010

El Papa se despidió esta mañana de la Casa Nossa Senhora do Carmo de Fátima, desde donde se trasladó al helipuerto de esa ciudad para viajar en helicóptero hasta Oporto, segunda ciudad de Portugal y capital industrial del norte del país, donde aterrizó a las 9,30.

Este video está en portugués




A su llegada, Benedicto XVI fue recibido por el obispo de Oporto, Manuel J. Macário do Nascimento Clemente y las autoridades civiles y militares de la ciudad. A continuación recorrió en papamóvil los 5 kilómetros que lo separaban de la Avenida dos Aliados, saludando a la muchedumbre allí reunida para asistir a la Santa Misa celebrada a las 10,15.

Este video está en portugués


Acabada la Santa Misa el Papa regresó al Palacio Municipal de Oporto para firmar en el Libro de Oro del ayuntamiento. Benedicto XVI se asomó también al balcón para saludar a las miles de personas reunidas en la plaza, a quienes agradeció la acogida que le habían tributado en "la ciudad de la Virgen".



"Habría aceptado con mucho gusto vuestra invitación para prolongar mi presencia en esta ciudad, pero no es posible", dijo el Santo Padre. "Permitidme, por lo tanto, partir, abrazándoos afectuosamente en Cristo, esperanza nuestra".

Después de los saludos, el pontífice se traslado en papamóvil al aeropuerto de Oporto para emprender el regreso a Roma.



A las 13,30, tuvo lugar la ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional de Oporto. Tras el saludo del presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, el Santo Padre pronunció su discurso.

Benedicto XVI manifestó su "sincero agradecimiento" al Presidente de la República, a los obispos, al Gobierno y a todas las autoridades civiles y militares, "que se han prodigado con abnegación a lo largo de todo el viaje. ¡Os deseo todo bien! Los medios de comunicación social me han permitido llegar a muchas personas, a las que no me podían ver de cerca. También a ellos les estoy muy agradecido".

Terminado el discurso, el Papa se embarcó en el avión de regreso a Roma. Su llegada al aeropuerto de Ciampino está prevista a las 18,00. Desde allí se trasladará en helicóptero al Vaticano, dando así por concluido su decimoquinto viaje apostólico.
Con información del Vatican Information Service. Videos de RomeReports, TV Portugal y H2ONews.