lunes, 7 de junio de 2010

El Papa en Chipre: videos con las actividades del tercer día

6 de junio

Misa en el palacio de los deportes y entrega el “instrumento de trabajo” para el Sínodo de Medio Oriente

El Papa celebró esta mañana la Santa Misa en el Palacio de Deportes Eleftherìa de Nicosia, con capacidad para 6.000 personas, con ocasión de la publicación del "Instrumentum laboris" de la Asamblea Especial para Oriente Medio.

Participaron en la celebración eucarística los Patriarcas y Obispos de las distintas comunidades eclesiales de Medio Oriente, así como un numeroso grupo de fieles chipriotas. Al inicio, el arzobispo maronita de Chipre, monseñor Youssef Soueif, dirigió unas breves palabras de saludo al Santo Padre.

Al final de la misa, el arzobispo Nikola Eterovic, secretario general del Sínodo de los Obispos, agradeció al Papa la convocación de la próxima Asamblea Especial para Oriente Medio, que se celebrará en el Vaticano en octubre próximo, e invitó al pontífice a entregar una copia del "Instrumentum laboris" o documento de trabajo a los miembros del Consejo Especial para el Sínodo.

Antes de rezar el Ángelus, Benedicto XVI resaltó que "Oriente Medio ocupa un lugar especial en el corazón de todos los cristianos, puesto que fue allí donde por vez primera Dios se dio a conocer a nuestros padres en la fe".

Después del Ángelus, el Papa recordó que hoy se celebraba en Varsovia la beatificación de Jerzy Popiełuszko, sacerdote y mártir.

Terminada la celebración eucarística, el Santo Padre se trasladó a la nunciatura apostólica de Nicosia para almorzar con los miembros de su séquito, los patriarcas y obispos del Consejo Especial del Sínodo para Oriente Medio y Su Beatitud Crisóstomos II.

Visita a la catedral maronita de Nuestra Señora de las gracias

A las 16,30 el Santo Padre llegó a la catedral maronita de Nuestra Señora de las Gracias, construida gracias a una colecta de los fieles y a la contribución del gobierno chipriota y consagrada en 1960.

El Papa, a quien recibió el arzobispo maronita de Chipre, Youssef Soueif, afirmó: "Con la visita a este edificio peregrino espiritualmente a cada iglesia maronita de la isla. Os aseguro que con el afecto de un padre, me siento cercano a todos los fieles de estas comunidades tan antiguas".

Después del saludo del Papa, Su Beatitud el cardenal Nasrallah Pierre Sfeir, Patriarca de Antioquía de los Maronitas, rezó la Oración del Perdón, según la liturgia siríaca y tras un himno de invocación a la Virgen, el Santo Padre se trasladó en automóvil al aeropuerto de Larnaca.

Ceremonia de despedida

A las 17,45 tuvo lugar la ceremonia de despedida en el aeropuerto de Larnaca.

Después de un breve discurso del Presidente de la República, Demetris Christofias, el Papa dio las gracias al Presidente, al gobierno y a las autoridades civiles y militares "que han hecho que mi visita fuera tan memorable y satisfactoria".

El Santo Padre manifestó nuevamente su "más sincera esperanza, acompañada de la oración, para que juntos, cristianos y musulmanes, sean fermento de paz y reconciliación entre los chipriotas, y que sirva de ejemplo para otros países".

El Papa bendijo a continuación un árbol de olivo y saludó a las respectivas delegaciones. Tras los himnos pontificio y chipriota, se embarcó en el avión de regreso a Roma, donde llegó a las 20,15. Desde el aeropuerto de Ciampino, Benedicto XVI se trasladó en helicóptero al Vaticano.