jueves, 5 de agosto de 2010

Emma Watson: un ejemplo de vida y fe con apenas 7 años de edad

Vía Religión en Libertad, donde tengo un blog distinto a éste, conocí la historia de Emma Watson, una niña de 7 años que espera un donante de corazón para poder seguir viviendo, pues nació con una malformación cardiaca.

Emma es ya en sí un milagro: a su madre biológica le propusieron que la abortará, pero no lo hizo. Además, a la pequeña Emma le han realizado ya cinco operaciones a corazón abierto, pero ella y sus padre adoptivos tienen fe y saben que los milagros sí existen. Por lo pronto Dios ya la consintió regalándole el ser recibida por el Papa Benedicto XVI, un sueño para ella.