miércoles, 11 de agosto de 2010

Las hormigas y el trabajo en equipo

Entre las lecturas de verano encontramos una especialmente interesante que abre horizontes y proyecta un programa para los meses venideros. Es sobre el trabajo en equipo y dice así:

"Antes que una forma de trabajar, la vida en equipo se funda en una realidad propia del cristianismo como comunidad de fe, de esperanza y de caridad en Cristo. (...) La renovación cristiana de la sociedad vendrá de pequeños grupos de oración y de acción que, como chispas esparcidas por el mundo, sean capaces de provocar un gran incendio; pequeños grupos que en el encuentro con Cristo, en comunión con sus Pastores y cercanos al necesitado de amor, descubran la perla preciosa del Evangelio y vivan su cristianismo de modo convincente y contagioso".

Recientemente vimos estos dos videos:



La lectura que citamos tiene otro párrafo que, sobre el mismo tema, dice:

"El equipo es, además, un eficaz instrumento de formación para sus miembros, un catalizador de entrega a la santidad, una ayuda para despertar la creatividad y la iniciativa apostólica, y un medio para promover y realizar obras de apostolado conjugando esfuerzos, las cualidades y capacidades de cada uno".
Catalizador, creatividad, iniciativa, acción, esfuerzo... características del trabajo en equipi, como de hecho quedan manifestadas en los videos compartidos.