viernes, 17 de septiembre de 2010

Videos del Papa en su 2º día en Reino Unido

17 de septiembre de 2010

Benedicto XVI se desplazó esta mañana de la nunciatura apostólica de Londres al St. Mary's University College de Twickenham, a 12 km de la capital. La institución se creó en 1850 para escolarizar a los hijos de las familias católicas con menos posibilidades económicas. Confiado inicialmente a los Hermanos de las Escuelas Católicas, desde 1899 su administración pasó a los Vicentinos. Actualmente cuenta con 4.000 estudiantes y sus títulos, que desde 1920 a 1980 eran licenciaturas de la "University of London", son ahora propios.

El Papa fue recibido por el rector y el capellán de la institución, el ministro de Educación británico, Michael Gove y el obispo auxiliar de Westminster, monseñor George Stack, que le acompañaron a la capilla donde le esperaban 300 religiosos y religiosas dedicados a la educación de los jóvenes, ante los cuales el Santo Padre pronunció un discurso.

El Santo Padre, después de dar las gracias a los religiosos que pertenecían a las órdenes dedicadas a la enseñanza, "que han llevado la luz del Evangelio a tierras lejanas, como parte de la gran obra misionera de la Iglesia", afirmó: "A menudo, pusisteis las bases de la previsión educativa mucho antes de que el Estado asumiera la responsabilidad de este servicio vital tanto para el individuo como para la sociedad."

El Papa concluyó con un agradecimiento especial "hacia quienes tienen la tarea de garantizar que nuestras escuelas ofrezcan un entorno seguro para niños y jóvenes. Nuestra responsabilidad hacia aquellos que nos han confiado su formación cristiana no puede exigir menos. De hecho, la vida de fe se puede cultivar con eficacia cuando prevalece un clima de confianza respetuosa y afectuosa. Rezo para que ello siga siendo un sello distintivo de las escuelas católicas en este país".

Encuentro con estudiantes católicos

Finalizado su encuentro con los religiosos y religiosas en la capilla del St. Mary University College, el Papa atravesó en papamóvil el campus del ateneo para dirigirse al campo de deportes, donde le esperaban más de 4.000 estudiantes de las escuelas católicas británicas que habían visto en pantallas gigantes el discurso papal en la capilla.

Las instalaciones deportivas del centro, muy famosas, han sido elegidas como campo de entrenamiento para las Olimpiadas de Londres de 2012. El encuentro del Papa con el mundo de la educación se transmitió en directo y pudo ser visto en Internet en todas las escuelas católicas de Inglaterra, Escocia y Gales.

El Papa fue saludado por el obispo de Nottingham, monseñor Malcolm P. McMahon, Presidente de la comisión episcopal para la Instrucción, y a continuación procedió a la inauguración de la Fundación "John Paul II " para el deporte, a través de la cual los obispos católicos quieren recoger las enseñanzas de Juan Pablo II sobre el deporte (120 intervenciones durante su pontificado).

"No es frecuente que un Papa (...) tenga la posibilidad de hablar a la vez a los alumnos de todas las escuelas católicas de Inglaterra, Gales y Escocia. Y como tengo esta oportunidad, hay algo que deseo enormemente deciros. Espero que, entre quienes me escucháis hoy, esté alguno de los futuros santos del siglo XXI".

Benedicto XVI finalizó dirigiéndose a los muchos no católicos que estudian en las escuelas católicas en Gran Bretaña. "Rezo -dijo- para que también vosotros os sintáis movidos a la práctica de la virtud y crezcáis en el conocimiento y en la amistad con Dios junto a vuestros compañeros católicos. Sois para ellos un signo que les recuerda ese horizonte mayor, que está fuera de la escuela, y de hecho, es bueno que el respeto y la amistad entre miembros de diversas tradiciones religiosas forme parte de las virtudes que se aprenden en una escuela católica. Igualmente, confío en que queráis compartir con otros los valores e ideas aprendidos gracias a la educación cristiana que habéis recibido”.

Acabado su discurso el Papa se trasladó a la Waldegrave Drawing Room, donde se encontró con los representantes de otras religiones.

Encuentro con los jefes de confesiones cristianas y de otras religiones

A mediodía, el Santo Padre se encontró con los jefes de las confesiones cristianas y de las religiones mayormente representadas en el Reino Unido: judíos, musulmanes, hindúes, sikh en la Waldegrave Drawing Room del St. Mary's University College de Twickenham.

Benedicto XVI puso de relieve que "el anhelo por lo sagrado es la búsqueda de la cosa necesaria y la única que puede satisfacer las aspiraciones del corazón humano".

Tras subrayar que las ciencias humanas y naturales "no dan, ni pueden, una respuesta a la pregunta fundamental, porque su campo de acción es otro. No pueden satisfacer los deseos más profundos del corazón del hombre; no pueden explicar plenamente nuestro origen y nuestro destino, por qué y para qué existimos; ni siquiera pueden darnos una respuesta exhaustiva a la pregunta: "¿Por qué existe algo en vez de nada?".

El Papa señaló que "es así como, la genuina creencia religiosa nos sitúa más allá de la utilidad presente, hacia la trascendencia. Nos recuerda la posibilidad y el imperativo de la conversión moral, el deber de vivir en paz con nuestro prójimo y la importancia de llevar una vida íntegra. (...) Nos motiva a cultivar la práctica de la virtud y a acercarnos a los demás con amor, con el mayor respeto por las tradiciones religiosas diferentes a las nuestras".

Benedicto XVI concluyó asegurando que la Iglesia católica "sigue por este camino de compromiso y diálogo en el genuino respeto hacia vosotros y vuestras creencias. Los católicos, en Inglaterra y en todo el mundo, seguirán trabajando para construir puentes de amistad con otras religiones, para sanar los errores del pasado y promover la confianza entre individuos y comunidades".

Terminado el encuentro, el Papa se trasladó a la nunciatura apostólica para el almuerzo.
Fuentes: Vatican Information Service, Rome Reports, The Telegraph, BBC y H2ONews.org.