domingo, 19 de septiembre de 2010

Videos del Papa en su cuarto día en el Reino Unido (1ª parte)

19 de septiembre de 2010

Despedida de Londres, llegada a Birmingham


Benedicto XVI se despidió esta mañana de la nunciatura apostólica de Londres y a las 8,30 emprendió el vuelo en helicóptero a Birmingham para celebrar la Misa de beatificación del cardenal John Henry Newman.

John Henry Newman, uno de los grandes intelectuales cristianos del siglo XIX, nació en 1801 en Londres. En búsqueda de espiritualidad desde su adolescencia, estudió teología en la Universidad de Oxford, donde también enseñó durante un tiempo, y se convirtió en pastor anglicano. Lideró el Movimiento de Oxford, que buscaba las raíces católicas de la fe en Inglaterra. En 1842, mientras escribía su "Ensayo sobre el Desarrollo de la Doctrina Cristiana" maduró su conversión al catolicismo. Fue admitido en la Iglesia Católica en 1845 y se ordenó sacerdote católico el 1 de junio de 1847 en Roma. Tras la ordenación sacerdotal, alentado por el Papa Pío IX, fundó el primer Oratorio de San Felipe Neri en Inglaterra. En 1851 fue nombrado rector de la Universidad Católica de Dublín, cargo que ejerció hasta 1854. El Papa León XIII le creó cardenal en 1879. Falleció el 11 de agosto de 1890 en el Oratorio de Edgbaston. Su proceso de beatificación comenzó en 1958 y Benedicto XVI aprobó en julio de 2009 el milagro que reconoce a Newman la intercesión por la curación del diácono Jack Sullivan, aquejado de una grave enfermedad en la columna vertebral.

El Santo Padre llegó al helipuerto de Birmingham a las 9,30 y desde allí se trasladó en automóvil a Cofton Park, en la localidad de Rednal, muy cerca del lugar de la sepultura del cardenal Newman. Después de saludar en papamóvil a los 70.000 presentes y de recibir el saludo del arzobispo de Birmingham, monseñor Bernard Longley, celebró la Santa Misa por la beatificación de John Henry Newman.

"El lema del Cardenal Newman, "Cor ad cor loquitur, "el corazón habla al corazón", nos da la perspectiva de su comprensión de la vida cristiana como una llamada a la santidad, experimentada como el deseo profundo del corazón humano de entrar en comunión íntima con el Corazón de Dios. Nos recuerda que la fidelidad a la oración nos va transformando gradualmente a semejanza de Dios".

Rezo del Ángelus

Finalizada la Santa Misa, el Papa rezó el Ángelus y saludó en especial "al pueblo de Sevilla, donde ayer fue beatificada la Madre María de la Purísima de la Cruz", pidiendo que inspire a las jóvenes "a seguir su ejemplo de amor incondicional a Dios y al prójimo".

El Papa dejó a las 12,40 Cofton Park para desplazarse en automóvil al Oratorio de San Felipe Neri en Birmingham, lugar de residencia del cardenal Newman desde su conversión hasta su muerte, el 19 de agosto de 1890. Benedicto XVI visitó la habitación del nuevo beato transformada en museo. Después se trasladó al Oscott College de Birmingham donde almorzó.


Fuentes: Vatican Information Service, Rome Reports, The Telegraph, ACI TV, H2Ones.org y AFP.