sábado, 11 de junio de 2011

En Facebook antes de nacer (y con 350 «amigos»)

El diario Avvenire publicaba en su edición del pasado 9 de junio de 2011 una historia que tiene mucha «miga». Se trata del caso de Marriah Green, una niña texana que nació precisamente el mismo día 9. Su nombre ha dado la vuelta al mundo debido a que antes de nacer ya contaba con un perfil en Facebook (gestionado, obviamente, por sus padres).

Más allá de la ilegalidad que supone sacar un perfil personal para un niño (la red social los consiente sólo para mayores de 13 años) está la consideración acerca de la «vida privada» de un bebé (que deberían proteger precisamente sus padres). Son conocidas las restrictivas normativas internacionales para resguardar a los menores. La decisión de los papás de Marriah va en dirección opuesta a esas medidas.

Otra reflexión apunta a la más o menos extendida mentalidad de que sólo «existe» quien está en el «mundo» de las redes sociales. La presencia en internet es una extensión de la misma y única vida real que ya entraña un valor en sí misma: no se «es más» por tener un perfil en Facebook –o en cualquier otra social network–. En el fondo subyace una carencia de reflexión o un afán de notoriedad. Porque no bastó sacar el perfil para un bebé sino también el ir a contarlo a la tevé. Una ejemplo más de la necesidad de formación y prudencia que todos tenemos.

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.