miércoles, 12 de octubre de 2011

ZENIT: ¿extinción o renovación? Algunas puntualizaciones para salir de dudas

El nombramiento del conocido periodista italiano Antonio Gaspari como nuevo coordinador editorial de ZENIT supone un paso más en el proceso de renovación de la conocida agencia de noticias católica (véase "A Legionary Apostolate for the Whole Church. Antonio Gaspari is named Editorial Coordinator of Zenit, and Legion takes opportunity to clarify its connection to the news agency").

El anuncio coincidió con la publicación de una carta donde seis de los siete editores de los distintos idiomas de la agencia (Inma Álvarez, en español –la primera, de hecho, en presentarla públicamente desde un comienzo–; Karna Swanson, en inglés; Gisèle Plantec, esposa de Jesús Colina, en francés; Mirko Testa, en italiano; Alexandre Ribeiro, en portugués; y Tony Assaf, en árabe. La edición alemana está vacante aunque de hecho lo maneja temporalmente un joven alemán radicado en Roma) presentaban su renuncia aduciendo no estar «de acuerdo con la decisión de la congregación de subrayar la dependencia institucional de la agencia hacia la Legión».

La carta pública de los editores apareció dos semanas después de la conocida entrevista del anterior director editorial de la agencia y fundador de la misma, Jesús Colina, a ACI PRENSA (29.09.2011, véase enlace).

En síntesis, las respuestas de Jesús Colina acerca de su separación de la agencia ZENIT apuntan a tres elementos: 1) una falta de confianza mutua entre él y la congregación aludida, 2) el desacuerdo sobre la reafirmación de la dependencia institucional de la agencia respecto a la Legión de Cristo y 3) el manejo económico de ZENIT.

En la mayoría de los reportes noticiosos sobre la situación actual de ZENIT ha prevalecido una uniteralidad en el flujo de informaciones reflejando la postura de una de las partes cuando son dos las implicadas. En no pocos de los comentarios valorativos, especialmente en conocidos blogs tanto de lengua española como inglesa, se han destacado más bien argumentos emotivos que de investigación y análisis concienzudo.

Como es habitual en algunas empresas, o en una congregación religiosa como la Legión de Cristo, no se publican los pormenores de una decisión de este tipo por lo que no habría que esperar un comunicado al respecto, sobre todo por respeto de las personas involucradas.

Recientemente otro de los fundadores de ZENIT, el P. Thomas Williams, L.C., concedió una entrevista a título personal al conocido periódico estadounidense «Our Sunday Visitor» (cf. «Former ZENIT publisher defends Legion actions», 11.10.2011) aclarando algunos elementos y, de esta manera, posibilitando otra perspectiva, también enriquecedora, al tema en cuestión (lo que además facilita entender y sopesar mejor la situación actual de ZENIT). Nos ceñimos a reflejar las contestaciones a los puntos más conocidos precedentemente subrayados en los párrafos de más arriba.

Pregunta el entrevistador: «Los editores de ZENIT, haciéndose eco de Jesús Colina, dicen por ejemplo que ZENIT no fue diseñado para ser identificado con una congregación, pero que la Legión ha insistido en la identificación de relaciones institucionales. ¿Es eso cierto, y en qué medida?, y si es así, ¿por qué?». A esto responde el P. Williams, también colaborador de la cadena de televisión americana CBS News (la traducción es del blog Actualidad y Análisis y puede ser posiblemente mejorable; remitimos al texto original en lengua inglesa para eventuales clarificaciones):

«La Legión ha participado con Zenit desde el principio (1997), al invertir el capital inicial, la contratación del personal necesario y participar en las reuniones editoriales semanales. Fue en 1997 que comencé a trabajar como "publisher" de Zenit, un papel que jugué hasta hace poco, cuando ese cargo fue asumido por el Padre Óscar Náder. Antes nos pareció oportuno restar importancia a la participación de la Legión para que la gente viera que Zenit era una agencia de noticias verdaderamente eclesial, al servicio de la Iglesia universal, y no de intereses particulares. Quizás, en retrospectiva, no era la mejor manera de hacer las cosas, pero sí lo parecía en ese momento. En nuestros esfuerzos hacia una mayor transparencia, sin embargo, recientemente se ha aclarado la participación de la Legión a la vista de todos.

Es importante tener en cuenta que la política del Zenit ha sido siempre la de representar lo más posible la universalidad de la Iglesia. Hemos tenido miembros del equipo, incluso en puestos de gran responsabilidad, de una amplia variedad de orígenes y espiritualidades como el movimiento Institución Teresiana, Spirito Rinnovamento, la Comunidad Emmanuel, el Opus Dei, la Renovación Carismática, Comunión y Liberación y el Regnum Christi. El nuevo director general de Zenit, Alberto Ramírez, quien comenzó a trabajar en febrero pasado (2011, n.d.r.) es supernumerario del Opus Dei.

En Zenit los periodistas siempre han gozado de una gran flexibilidad y libertad en sus informes, con la única condición que deben reflejar la comunión con el Papa y la Iglesia, ya que es la identidad del Zenit como "El mundo visto desde Roma”. Zenit nunca ha sido y nunca será un instrumento de propaganda para cualquier institución dentro de la Iglesia. La misión que es servir a la Iglesia mediante la difusión de sus enseñanzas, la información objetiva y la mayor imparcialidad posible en la vida de la Iglesia y las cuestiones que son importantes para los católicos».
La siguiente interrogante apunta al tema del sistema financiero y la separación de cuentas entre la congregación y la agencia. Tras decir que no sabe el porqué del comentario de Jesús sobre este particular, responde el P. Thomas:

«Desde el principio en Zenit las cuentas siempre se han separado de las de la Legión. La Legión nunca ha atraído el dinero de Zenit y nunca lo haría. Miembros de la Legión, como yo, que han trabajado con Zenit durante años, ni siquiera perciben un salario. Inicialmente la Legión ha prestado dinero a Zenit para ponerlo en marcha, y Zenit pagó a la Legión de vuelta tan pronto como pudo, sin interés, por supuesto».
Sobre el punto de la pérdida mutua de confianza a la que se alude en la entrevista en ACI PRENSA del 29 de septiembre de 2011, responde lo siguiente:

«Las cosas siempre son más complicadas de lo que parece. En los últimos años, como Jesús Colina se involucró más y más en actividades fuera de Zenit, como el proyecto H2ONews, se hizo más y más difícil separar las diferentes instituciones, y mucha gente suponía que eran una misma cosa. En un momento Jesús sugirió a Zenit considerar la adopción de H2ONews pero, después de analizar cuidadosamente su plan, no pareció aconsejable que se hiciera. H2ONews tenía deudas considerables y no hay forma aparente de generar los ingresos necesarios para sostenerse a sí misma. Al mismo tiempo, H2ONews empezó a contratar a los miembros del personal del Zenit y muchas personas estaban trabajando al mismo tiempo para ambas compañías, sin directrices claras de separación en su trabajo. […] Algo había que hacer para eliminar esta confusión.

Zenit nunca habría existido sin Jesús como cofundador, ya que él encabezó sus esfuerzos desde el principio como director editorial y era esencial para su crecimiento. Yo creo que Zenit, y desde luego yo personalmente, no tienen más que gratitud y reconocimiento por su talento y dedicación».
Aludiendo a otro de los señalamientos como lo es la información sobre el P. Maciel y a la homilía en que, de acuerdo a la entrevista, se sigue valorando la figura del finado fundador, la respuesta es la que sigue:

«Por desgracia, la homilía a la que Jesús se está refiriendo no fue en absoluto de un legionario, sino de un miembro de la Curia Romana. Creo que no es apropiado que yo mencione su nombre. Este ha sido un momento difícil para todos nosotros, y en un principio, todos lucharon con la noticia del P. Maciel, incluyendo a Jesús, ya que parecía tan increíble. Poco a poco, todos hemos tenido que lidiar con ella. Estoy seguro de que se cometieron errores, pero nunca he visto pruebas de malicia».
Sobre el futuro de la agencia el entrevistado destaca que los más «importante es asegurar la continuidad de los servicios de noticias de Zenit que, con ediciones diarias en siete idiomas, no es poca cosa. Tenemos muchos periodistas excepcionales y se tendrá que contratar más para llenar los huecos que han quedado. Yo creo que Dios nos ha bendecido desde el comienzo de la existencia de Zenit y hay que confiar en él para seguir fortaleciendo y que nos sostenga. Hemos recibido recientemente abundante correo electrónico de amigos de todo el mundo que aprecian el trabajo que Zenit hace y quieren mostrar su apoyo. Habrá momentos difíciles por delante pero con la ayuda de Dios vamos a continuar sirviendo a la Iglesia en todo el mundo con un servicio de noticias aún mejores».

Más o menos en la misma línea del P. Thomas han ido las declaraciones del P. Andreas Schöggl, L.C., director de la oficina internacional de comunicación institucional de la Legión de Cristo, recogidas por John Travis para Catholic News Service en un servicio del 11 de octubre de 2011 («Zenit editors resign over differences with Legionaries of Christ»).

Así las cosas, más que una extinción de la principal agencia católica de noticias del mundo, parece más adecuado hablar de renovación y continuidad. Sin dejar de ponderar el valioso trabajo que durante 14 años realizó Jesús Colina y durante muchos años también los diferentes editores, especialmente Inma Álvarez y Gisèle Plantec, todo apunta a un mayor enriquecimiento del trabajo por la Iglesia a la que, a fin de cuentas se quiere servir.

«Aleteia», el nuevo proyecto de Jesús en el que colaborarán la mayoría de los ex editores de ZENIT, será presentado a mediados del mes de octubre en el contexto del encuentro organizado oficialmente por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, «Nuevos evangelizadores para la nueva evangelización» (hemos dedicado un artículo a la presentación y aplauso de «Aleteia». Véase J.E. Mújica, «Aleteia.org: el nuevo proyecto de Jesús Colina, ex director de ZENIT»).

Por lo demás, los cambios técnicos que ya comenzaron a impulsarse desde la pasada Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011, con el lanzamiento de un canal de ZENIT en YouTube y un perfil en Flickr, apuntan a una mejorada presentación del portal de ZENIT así como una apertura a más contenidos escritos en sintonía con la llamada del Papa a la nueva evangelización. En esta línea, algo análogo está por suceder en los próximos meses con Catholic.net, el segundo portal católico más visitado del mundo, después del oficial de la Santa Sede.

Por último, ¿cómo se debe entender entonces la participación de la Legión de ahora en adelante en la agencia. Lo refería el mismo P. Thomas Williams, L.C.: «seguirá siendo la que siempre ha sido: detrás de escena, con apoyo y consejo. Será "más claro" en el sentido de que la gente estará más al tanto de la participación de la Legión […]. La fuerza del Zenit son sus apóstoles laicos, los periodistas comprometidos. Nunca ha habido una revisión editorial por los legionarios antes de su publicación. Debe existir confianza entre los sacerdotes y laicos católicos, cada uno haciendo sus respectivas tareas propias de la causa del Evangelio. Esta es una fórmula para la evangelización de éxito. Ha funcionado bien hasta ahora, y estoy seguro de que es la receta para el futuro».

***

Ante diversas informaciones publicadas recientemente, especialmente por el corresponsal en Roma de la famosa agencia internacional NOTIMEX (de quien no dudo su buena intención y a quien aprecio), aprovecho para negar cualquier participación personal como editor de idioma en ZENIT. Salvo eventuales colaboraciones de redacción que podrán darse, no habría otro tipo de involucramiento por mi parte.

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/H_Mujica_LC hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com/.