viernes, 13 de enero de 2012

El Papa arremete contra los homosexuales... Bueno, eso dice la agencia Reuters. ¿Sabrán leer los periodistas?

Quién lo iba a pensar: la versión on line del periódico británico The Guardian, al que no se puede catalogar precisamente como el mejor "amigo" de la Iglesia, publicó un artículo de Andrew Brown sobre un bulo que la agencia Reuters comenzó a hacer circular tras el discurso del Papa Benedicto XVI al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede, con ocasión del año nuevo 2012, el pasado lunes 9 de enero.

Reuters viene a decir que Benedicto XVI arremete (ojo: el verbo "arremeter" lo va a ver relacionado casi siempre con la Iglesia o el Papa pero ya no sólo por la agencia antes referida) contra los homosexuales, poniendo en boca del Papa lo que de hecho nunca dijo. Por su interés, reproducimos también aquí la traducción de L´Osservatore Romano. ¿Sabrán leer todos los periodistas? La última parte del artículo es, a mi gusto, lo mejor.

***

"The Guardian" denuncia falseamientos en las informaciones sobre el discurso de Benedicto XVI al Cuerpo Diplomático

Palabras que nunca se dijeron

El lunes, en el Vaticano, el Papa Benedicto XVI dirigió al Cuerpo Diplomático un discurso en el que no dijo ni una palabra contra el matrimonio entre homosexuales. ¿Así que cuál es la novedad? Porque “Reuters” y después muchas personas refirieron que el Papa había denunciado el matrimonio entre homosexuales como una amenaza para la civilización occidental. Empezó Philip Pullella, que es uno de los mejores y más expertos corresponsales desde el Vaticano. "El lunes el Papa dijo que el matrimonio entre homosexuales es una de las diversas amenazas para la familia tradicional, [amenaza] que mina 'el futuro de la humanidad misma'".

Por lo que sé, el Papa Benedicto sencillamente no lo dijo. Habló a favor de la familia "fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer". Expresó que "las políticas que suponen un ataque a la familia amenazan la dignidad humana y el porvenir mismo de la humanidad". No hay alusión alguna al hecho de que el matrimonio entre homosexuales sea una de las más importantes de estas políticas. No lo dijo en absoluto; afrontó otras cuestiones sexuales.

Fue por su camino elogiando una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que ha prohibido las patentes relativas a las células madre embrionarias humanas. Dijo que "las medidas legislativas que tantas veces no sólo permiten sino que favorecen el aborto, ya sea por motivos de conveniencia o por razones médicas discutibles, se oponen a la educación de los jóvenes y por tanto al futuro de la humanidad". Esto podrá ser justo o equivocado, pero no es un ataque al matrimonio entre homosexuales ni tampoco a la homosexualidad. Ni fue la parte principal y más importante de su discurso. Lo que dijo fue que el acontecimiento más importante del año pasado ha sido la crisis económica y financiera. Por cuanto sé, el Papa es la figura política europea más significa que afirma cosas como: "La crisis puede y debe ser un acicate para reflexionar sobre la existencia humana y la importancia de su dimensión ética, antes que sobre los mecanismos que gobiernan la vida económica: no sólo para intentar frenar las pérdidas individuales o las de las economías nacionales, sino para dar nuevas reglas que aseguren a todos la posibilidad de vivir dignamente y desarrollar sus propias capacidades en bien de toda la comunidad". De nuevo, lo que dice no tiene por qué ser necesariamente justo, pero en cualquier caso lo ha dicho siempre mejor que Ed Miliband.

Ha dicho también cosas razonables, si bien no originales, sobre la primavera árabe, sobre el hecho de que desea que los derechos humanos sean protegidos de las tiranías de la mayoría: "El respeto de la persona debe estar en el centro de las instituciones y de las leyes, debe contribuir a acabar con la violencia y prevenir el riesgo de que la debida atención a las demandas de los ciudadanos y la necesaria solidaridad social se transformen en meros instrumentos para conservar o conquistar el poder. (...) La construcción de sociedades estables y reconciliadas, que se oponen a toda discriminación injusta, en particular de orden religioso, constituye un horizonte que es más amplio y va más allá de las simples elecciones".

En mi opinión la novedad de su discurso ha sido la cuestión ambiental. Pocos lectores de periódicos se esperaban que el Papa dijera: "La salvaguarda del medio ambiente, la sinergia entre la lucha contra la pobreza y el cambio climático constituyen ámbitos importantes para la promoción del desarrollo humano integral". Ciertamente ésta es una opinión que sobresalta al gran número de republicanos americanos que piensan que él está de su parte.

El Papa es católico. Tal vez pertenece a la naturaleza de la comunicación social quedarse atónita por este hecho cada par de meses .
***

Aquí el video del Centro Televisivo Vaticano sobre la audiencia del Papa a los embajadores de los 179 países con los que la Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas:


***

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com/.