viernes, 10 de febrero de 2012

Mary Collins: «La fe me ayuda a superar el horror del pasado». Testimonio de una víctima de abuso

Del 6 al 9 de febrero de 2012 se ha desarrollado en la Universidad Gregoriana de Roma el congreso Hacia la renovación y la curación, acerca del problema del abuso sexual de menores en la Iglesia (hablamos de esto hace unas semanas en Una respuesta más de la Iglesia al tema de los abusos en un simposio internacional).

Uno de los momentos más conmocionantes fue cuando una víctima de abuso, la sra. Mary Collins, de nacionalidad irlandesa, ofreció su testimonio (su intervención puede puede leerse íntegra en castellano en este enlace. Conviene leerla completa pues hubo una presentación de una psicoterapeuta y luego la sra. Mary iba hablando. Además, ofrece contexto). Posteriormente uno de los pocos medios de comunicación que pudieron entrevistarla fue Radio Vaticana. Sus respuestas son materia de reflexión: conmovedoras y aleccionadoras.

Interpelada con una interrogante realmente provocadora (¿cómo logró mantener su fe católica y reconciliarse con la misma Iglesia que la traicionó tanto?) respondió:

Me comprometí tanto en trabajar con la Iglesia, en la casa, colaboré con el Comité que ha lanzado las líneas-guía para la tutela de los niños, trabajé en la diócesis de Dublín para organizar la oficina para la tutela de los niños… y sin embargo aún hoy, me cuesta mucho practicar mi religión. Quiero ser católica, permanecer en la Iglesia, y lucho con las uñas y los dientes, para no desistir. Y quiero concluir esta historia. Porque mi esperanza es que al final mi Iglesia logrará remediar. Hay tanta falta de respeto y de confianza en casa, en mi país… todo fue tan devastador… y lo que fue devastador no fue descubrir que dentro de la Iglesia hay personas que cometen abusos: en la sociedad sucede por todos lados, en los equipos de futbol, entre los entrenadores de natación, entre los maestros. Lo devastador fue descubrir que estas personas eran protegidas por hombres que deberían haber protegido a los niños: esto es lo que más dañó a la fe y a la confianza de la gente: y es esto lo que hizo tanto daño a mi fe y a mi confianza. Pero no perdí la fe en Dios y en Jesús: esto no cambio para nada. Pero tengo dificultad en practicar mi religión, tengo mucha dificultad… pero me mantengo fiel a mi fe (la entrevista completa puede leerse en el siguiente vínculo).

El 8 de febrero se tuvo una liturgia penitencial en la que obispos, sacerdotes y también laicos pidieron perdón a Dios y a las víctimas de abuso sexual por parte de miembros del clero y laicos que trabajaban para la Iglesia. Llama mucho la atención y estremece que precisamente Mary Collins haya estado en primer fila.

Mary Collins en primera fila durante la liturgia penitencial.


Cuando hay fe en Cristo se puede llegar a perdonar y, aunque la herida jamás deje de serlo, se puede ir adelante mirando con esperanza el futuro.

Página de inicio del E-Learning Child Protection lanzado tras el congreso.

Por lo pronto de este congreso ha surgido el E-Learning Child Protection: una respuesta muy concreta que da la Iglesia en la preservación y prevención de abusos. Para esta iniciativa incluso el Santo Padre ha donado dinero personalmente.


***

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.