martes, 14 de febrero de 2012

Vatileaks: a la Santa Sede no le sorprende la fuga de sus documentos confidenciales

«Es muy triste que se pasen deslealmente documentos internos al exterior, de manera que creen confusión», declaró el P. Federico Lombardi, S.J., portavoz oficial de la Santa Sede, en una nota de prensa distribuida por la tarde del lunes 13 de febrero de 2012.

Las recientes fugas de documentos confidenciales relacionadas con la gestión de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, apuntes sobre cuestiones jurídicas o normativas, las cartas del actual nuncio del Papa en Estados Unidos o, más recientemente, la nota sobre el supuesto complot para atentar contra el Papa, son algunas motivaciones que han dado pie a la nota del P. Lombardi.

En la nota de prensa queda claro un punto: las filtraciones no sorprenden a la Santa Sede. «En nuestros días debemos mantener la calma, porque ninguno puede maravillarse de nada. La administración americana tuvo 'wikileaks', al Vaticano le han tocado ahora sus 'leaks', fugas de documentos que tienden a crear confusión y desconcierto y a poner en entredicho al Vaticano, al gobierno de la Iglesia y, con más amplitud, a toda la Iglesia», anota el portavoz vaticano.

Pero el hecho de que no sea motivo de sorpresa no significa que los implicados pasen desapercibidos: «En primer lugar quien facilita este tipo de documentos; pero también sobre quien los utiliza para objetivos que no son, de seguro, el amor puro a la verdad. Por eso tenemos que resistir y no dejarnos atrapar en el torbellino de la confusión, que es lo que desean los malintencionados, y ser capaces de razonar».

En su nota el P. Lombardo observa que las filtraciones apuntan en no pocas ocasiones a poner en duda el esfuerzo de trabajo y mejora de la Santa Sede: «A los muchos ataques sobre el tema de los abusos sexuales, la Iglesia ha respondido justamente con un compromiso serio y profundo de renovación y purificación de amplias miras. No es una respuesta de poca entidad. […] Al mismo tiempo, como es sabido, estamos realizando un serio esfuerzo para garantizar una verdadera transparencia en el funcionamiento de las instituciones vaticanas, también desde el punto de vista económico. Se han establecido nuevas normas. Se han abierto canales de relaciones internacionales para el control. Ahora bien, algunos de los documentos difundidos recientemente tienden precisamente a desacreditar este esfuerzo. Paradójicamente, ello constituye una razón más para seguir por este camino con decisión, sin dejarse impresionar. Si tantos se ensañan, se ve que es importante. Quien piensa desanimar al Papa y a sus colaboradores en este compromiso, se equivoca y se engaña».

La nota concluye con el tema de las supuestas luchas de poder internas que «depende en gran parte de la tosquedad moral tanto de quien la provoca como de quien la realiza; a menudo no son capaces de ver otra cosa. Por suerte, quien cree en Jesucristo sabe que -a pesar de lo que se diga o se escriba hoy en los periódicos-, las verdaderas preocupaciones de quien ejerce responsabilidades en la Iglesia son más bien los graves problemas de la humanidad de hoy y de mañana. Por algo creemos y hablamos también de la ayuda del Espíritu Santo».

A propósito de todo esto reflexionaba el profr. Diego Contreras en su blog laiglesiaenlaprensa.com que más allá del contenido más o menos extravagante de los documentos filtrados lo que está en el fondo es una cuestión de deslealtad suscitada por la mediocridad de quienes fugan los textos: «En todas las instituciones hay gente mediocre que acaba culpando a los demás de su propia mediocridad, y reacciona con pataleos de este tipo. A esos señores, tal vez más preocupados por su nombramiento como monseñor o dolidos por alguna prebenda clerical que se les ha negado, habría que recordarles que la Iglesia no es de su propiedad. Que no hacen ninguna falta. Que es mejor que se quiten de en medio. Simplemente estorban y no nos dejan oír lo que verdaderamente nos interesa, que no son precisamente sus ridículas pequeñeces». Desde luego que la reflexión vale y se puede extender, en otro nivel, a congregaciones, órdenes religiosas y conferencias episcopales.

***

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.