lunes, 5 de noviembre de 2012

Abusos sexuales de menores en la BBC. ¿Respuesta? Miren a la Iglesia católica

The Catholic World Report dedicó un artículo a la acusación que, de acuerdo a informaciones de la agencia Associated Press, pesa contra la cadena británica BBC por abusos sexuales de menores (cf. «Is the Catholic Church behind the BBC's Child Sexual Abuse Scandal?»).

Se trata de acusaciones contra conocidos personajes de la BBC como el difunto conductor de radio y televisión Jimmy Savile y otros empleados de la cadena de radio y televisión pública británica. Los supuestos abusos u hostigamientos de tipo sexual habrían ocurrido a lo largo de tres décadas (60, 70 y 80). Desde la oficina de prensa de la BBC se declaró haber individuado nueve acusaciones contra empleados actuales o recientes. Desde el 29 de octubre de 2012 está formalmente abierta una investigación policial sobre cultura y hábitos en la BBC durante las décadas referidas.

La polémica sobre el tema de los abusos en la BBC no es reciente. En diciembre de 2011 uno de sus programas, «Newsnight», decidió no emitir un documental donde supuestas víctimas hablaban de los abusos de Savile. El director del programa, Peter Rippon, no puso al aire el documental aduciendo «motivos editoriales». Rippon ha sido apartado temporalmente de la BBC, según informaciones del periódico The Times.

¿Y qué tiene que ver la Iglesia católica en este asunto? Contrastantemente a las acusaciones post mortem, en vida Jimmy Savile fue un benefactor de no pocas obras de caridad, filantrópicas y humanitarias civiles y religiosas. Eso fue lo que motivó la concesión de un reconocimiento eclesiástico en la década de los 90´s, la medalla de san Gregorio Magno, durante el pontificado del Papa Juan Pablo II.

El reconocimiento pontificio fue uno de los muchos que Savile recibió en vida. De suyo, al desconocerse quién era y qué hacía en realidad, fue reconocido por la Reina Isabel II de Inglaterra con el título de «sir», además de algunos doctorados honoris causa por varias universidades.

Paradójicamente, corresponsales de la BBC en el Vaticano interpelaron el 27 de octubre al portavoz de la sala de prensa de la Santa Sede sobre Savile y la Orden de San Gregorio Magno en uno de los habituales encuentros entre el jefe de prensa del Vaticano y los periodistas acreditados. La respuesta del padre Lombardi fue la siguiente (la traducción es del blog Actualidad y Análisis):
«Como es sabido, la Santa Sede condena de la manera más firme los horribles crimines de abuso sexual a menores, considera gravísimo lo que ha salido a la luz sobre Jimmy Savile, y está profundamente apenada de que una persona que se ha manchado de tal responsabilidad haya podido ser propuesta, en su tiempo, para un reconocimiento por parte de la Santa Sede que, habiendo tenido noticia de cuanto se ha sabido recientemente, ciertamente no lo habría conferido.
Dado que no existe alguna referencia permanente de las personas que han recibido tal reconocimiento, no es ahora posible expulsar difunta de una lista inexistente. Los nombres de los condecorados no aparecen en ningún momento en el Anuario Pontificio y los reconocimientos caducan con la muerte del individuo. Lo que es más importante es, entonces, confirmar la condena más firme para todos los abusos sexuales, en particular en relación a menores, como crimines gravísimos. Sobre esto la Santa Sede es firmísima».
Jimmy Savile en imagen de archivo.
Ya con anterioridad el arzobispo católico de Westminster se interesó por consultar a la Santa Sede si había un modo de retirar, aunque la persona ya hubiera fallecido, el reconocimiento eclesiástico. Como subrayó el padre Lombardi, no hay listas oficiales de la Iglesia sobre las personas que reciben esos galardones y «caducan» con su muerte. Por otra parte, nunca se le hubiera concedido de haberse sabido lo que ahora se sabe.

Pero el punto no es tanto el interés de la BBC por la remoción o no de unas formas de reconocimiento (de hecho, por lo que se sabe, no lo ha preguntado a las universidades de Bedfordshire y de Leeds, a la Casa Real Británica ni al Borough of Scarborough, quienes también dieron títulos a Savile, seguramente en el mismo estado de desconocimiento de quién era en realidad este trabajador de la BBC) sino que al apuntar a la Iglesia se está tratando de desviar la atención de la propia responsabilidad.

En la web en inglés de la BBC se ha dedicado espacio a este punto concreto (cf. «Jimmy Savile: Catholic Church bid to remove papal knighthood», 27.10.2012). Sin embargo, es evidente que el intento no redituó en un efectivo desvió de atención.

Por lo demás, resulta también paradójico el que la BBC hay decidido no proyectar el documental sobre Savile «por motivos editoriales» (lo ha hecho más recientemente) y sí haya querido proyectar (tal vez por los mismos motivos) en octubre de 2006 el documental «Sex crimen and the Vatican», un programa de 39 minutos lleno de delicados errores claramente calumniadores que denotaron el afán por el desprestigio del Papa y la Iglesia católica en general al reflejar tantos errores de elemental información (cf. La BBC y el prejuicio anticristiano, ForumLibertas.com, 25.06.2007).

***

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
En Facebook: http://www.facebook.com/actualidadyanalisis.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.
Evagelidigitalización: http://evangelidigitalizacion.blogspot.com/
Jorge Enrique Mújica en Google+.
En Pinteres: http://pinterest.com/webpastor.