lunes, 19 de noviembre de 2012

Iniciativa de las parroquias: la llamada a la desobediencia eclesial llega ahora desde Suiza

«La situación eclesial actual se caracteriza por comportamientos que llevan a infringir las reglas. Nosotros, operadores pastorales, queremos declarar abiertamente cuál es la praxis actualmente experimentada, para que se reconozca dónde excepciones y desobediencia se han convertido en la regla». Con estas palabras inicia el manifiesto contestatario contra la autoridad de la Iglesia, la «Pfarrei-Iniciative Schweiz», publicado a mediado de septiembre de 2012 por grupos de operadores de la pastoral “católica” en Suiza (la iniciativa está acompañada de la web www.pfarrei-initiative.ch).

Se trata de un texto que recoge un explícito llamado a la desobediencia a la fe y disciplina de la Iglesia católica, en continuidad con anteriores y análogas iniciativas impulsadas en Estados Unidos, Irlanda y Austria (véase Curas rebeldes en tres países y su invitación abierta a la desobediencia, 30.07.2011).

De los 10 puntos enumerados en la «Pfarrei-Iniciative Schweiz» («Iniciativa de las parroquias suizas»), hay algunos especialmente graves por cuanto tocan aspectos de fe y disciplina como el dar la comunión a cualquier persona, independientemente de que se confiese o no (punto uno), admisión de cristianos de otras confesiones a la recepción de la Eucaristía en las misas católicas (punto dos), predicación de la homilía por parte de laicos (punto cinco), «consagración» común de la Eucaristía por parte de sacerdotes, diáconos y laicos (punto ocho) y la promoción de la consagración sacerdotal de mujeres (punto diez).

La Conferencia Episcopal de Suiza publicó el 20 de septiembre un comunicado de prensa donde los obispos expresan que se «maravillan que los responsables de la atención de las almas no hayan buscado el diálogo, sino que se hayan presentado a la opinión pública con un texto». Y más adelante subrayan: «Las así llamadas “evidencias” no son vías a recorrer para una planificación responsable de la pastoral. El cuidado responsable de las almas se tiene siempre en colaboración y unidad con los obispos de la Iglesia universal. Por este motivo, los obispos de San Galo, Coira y Basilea invitan a los iniciadores de la “Pfarrei-Iniciative Schweiz” a un coloquio clarificador».

Aunque se ha querido presentar el manifiesto como una iniciativa promovida especialmente por sacerdotes, la mayoría de los firmantes son laicos con alguna responsabilidad en las parroquias (catequistas, directores espirituales, directores de centros de asistenciales, pastoral juvenil, incluso ex sacerdotes, etc.). Entre diáconos y sacerdotes, apenas se supera los 80. Entre esas firmas se encuentran las de frailes capuchinos, jesuitas y franciscanos y numerosos «teólogos» (al parecer en Suiza la teología es más estudiada que la medicina… a juzgar por la cantidad de «teólogos» signatarios, aunque las universidades registran desde hace muchos años pocos alumnos en la facultad de teología. Paradójicamente).

Aunque los obispos de las diócesis implicadas han apostado por el diálogo, vale recordar lo que en su momento dijo el cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena, a modo de respuesta al amplio sector de los sacerdotes austriacos que promueven un ideario similar al de los rebeldes suizos y su llamado a la desobediencia:
«… si la desobediencia al Papa y al obispo se convierte en una cuestión de conciencia, esto significa que se ha subido otro peldaño, uno que obliga a tomar una decisión clara. Porque a la conciencia se la debe escuchar siempre, cuando se trata de una conciencia formada y autocrítica. El beato Franz Jägerstätter había decidido en completa soledad y respondiendo a la propia conciencia no servir en el ejército de Hitler, y aceptó pagar esta decisión con la vida. El beato John Henry Newman había llegado, después de años de un profundo tormento interior, a la certeza de que la iglesia anglicana se había alejado de la verdad y que la verdadera Iglesia de Jesucristo continuaba existiendo en la católica. Por esto abandonó la propia iglesia y se convirtió en católico. De esto se sigue que, quien en plena y probada conciencia y convicción, piensa que Roma ha tomado un camino equivocado, un camino que contradice gravemente la voluntad del Señor, debería tomar en el caso extremo las consecuencias extremas, es decir, no recorrer más el camino de la Iglesia romana. Espero y creo, sin embargo, que este caso extremo no se verifique».
***

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.