miércoles, 27 de febrero de 2013

Obama y Benedicto XVI: dos modos diversos (e injustos) de medir por parte de la prensa

A propósito de un artículo publicado en The New York Times sobre el discurso del presidente Obama respecto al estado de la nación (el tradicional “reporte” que el presidente de la Unión Americana rinde anualmente para decir cómo está su país), Diego Contreras comentaba el estilo reverencial del periódico más conocido de Estados Unidos al hablar de Barack Obama. Lo hacía retomando las observaciones de James Taranto, en The Wall Street Journal, quien se tomó la molestia de poner en contraste el modo como se suele referir The New York Times al Papa Benedicto XVI y la manera como lo hace respecto a Obama.

Con su observación, Diego Contreras quiere resaltar «un fenómeno que se repite con insistencia: para muchos, la piedra de toque del papado, de la elección del nuevo Papa y del mismo futuro del cristianismo, se reduce a los tres o cuatro temas de siempre, todos de trasfondo sexual». Y añade: 
Se lee, por ejemplo, en una de esas crónicas: “La dimisión establece una lucha entre los más acérrimos conservadores, siguiendo el molde de Benedicto XVI, que abogan por una iglesia más pequeña integrada por creyentes más fervientes, y los que creen que la iglesia puede ampliar su atractivo en formas pequeñas pero significativas”.Entre ellas formas está el uso del preservativo, cambios en el celibato sacerdotal y –según los casos-, tema homosexual y ordenación de mujeres.
Se filtra y se juzga la actividad, finalidad y naturaleza de una institución (la Iglesia católica) con lo que podríamos llamar los dogmas de la agenda del radicalismo-chic, de los que el diario (y no solo) es un prestigioso representante. Eso es todo el horizonte que se ofrece. No niego el derecho de tener un propio punto de vista. Lo que me parece necesario es reconocerlo. Porque aquí ocurre como con la fotografía: no todos los filtros funcionan bien con todos los sujetos o paisajes.
El post del profr. Contreras va perfectamente de la mano con el valiente editorial de uno de los pocos periodistas mexicanos que en televisión abierta realiza una crítica en la misma línea que Taranto y Contreras (aunque usted no lo crea, en el segundo país con más católicos del mundo reina un anticlericalismo que a veces raya en la eclesiofobia por parte de los políticos). Se llama Esteban Arce y es conductor del programa «Matutino Express». He tomado de ahí este video que complementa perfectamente lo que se ha evidenciado más arriba. Un video no sólo oportuno por el momento especial concreto que vive la Iglesia católica sino también porque invita a reflexionar sobre cómo los estilos y líneas editoriales se convierten en varas de medir distintas al momento de hablar de las personas y de las instituciones. Obviamente, de algunas personas e instituciones solamente.


***

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.
En Facebook: http://www.facebook.com/actualidadyanalisis.
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.
Evagelidigitalización: http://evangelidigitalizacion.blogspot.com/
Jorge Enrique Mújica en Google+.
En Pinteres: http://pinterest.com/webpastor.