miércoles, 26 de junio de 2013

Papa Francisco está al tanto del camino recorrido por legionarios de Cristo y envía palabras de aliento por medio de una carta al Cardenal De Paolis

"Deseo dirigir, a través de Ud., una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del Movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. A todos ellos les aseguro mi oración y de corazón les envío una especial Bendición Apostólica", dice el Papa Francisco en una carta dirigida al Cardenal De Paolis.

El lunes 27 de mayo el Santo Padre recibió en audiencia privada al Cardenal Velasio De Paolis, Delegado Pontificio para la Legión de Cristo y el Regnum Christi. En los 45 minutos que duró la audiencia, el Cardenal De Paolis informó al Papa sobre la situación y el camino recorrido por la Legión de Cristo y el Movimiento Regnum Christi en este periodo en que él ha podido acompañarlos como Delegado.

A raíz de esa audiencia, el 19 de junio el Papa Francisco escribió una carta al Cardenal De Paolis. El Delegado Pontificio quiso hacer pública la carta en la que el Vicario de Cristo agradece el que haber sido puesto al corriente de lo realizado, asegurando estar en conocimiento atento de lo que expuesto durante la audiencia así como de relaciones precedentes y el material relacionado con la visita apostólica que tuvo lugar en 2009-2010.

En la carta, el Papa confirma al Cardenal De Paolis que su misión como Delegado Pontificio concluirá con la celebración del Capítulo General de la Legión de Cristo y la aprobación de las Constituciones. Finalmente, el Santo Padre dirige una palabra de ánimo a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados, consagradas y miembros del Regnum Christi. El texto íntegro de la carta del Papa puede leerse en español, inglés, portugués y en el original italiano en los portales institucionales de la Legión de Cristo y el Regnum Christi.

***

Al venerado hermano

Cardenal VELASIO DE PAOLIS

Durante la audiencia del pasado 27 de mayo, Ud. me habló sobre el desarrollo de su ministerio como Delegado para la Congregación de los Legionarios de Cristo, que le confió mi amado predecesor, Benedicto XVI, el 16 de junio de 2010.

Deseo agradecerle que me haya puesto al corriente del trabajo realizado en cumplimiento de esta delicada encomienda. También le hago saber que he estudiado con atención cuanto me expone en la Relación que me adjuntó a la carta del pasado 10 de mayo, en las Relaciones precedentes y en el material relativo a la Visita apostólica que tuvo lugar entre 2009 y 2010.

Le confirmo que su mandato concluirá con la celebración del Capítulo extraordinario de la Congregación de los Legionarios de Cristo, presidido por Ud., que se celebrará a inicios de 2014. Este Capítulo tendrá como tareas principales la elección de un nuevo gobierno del Instituto y la aprobación de las nuevas Constituciones, que Ud. luego me remitirá para el correspondiente examen. Estos son pasos imprescindibles para el camino de una renovación auténtica y profunda de la Congregación de los Legionarios de Cristo e, indirectamente, también para la actividad de todo el Movimiento Regnum Christi.

Por tanto le ruego me mantenga informado acerca del proceso de preparación del Capítulo, sobre el cual invoco la asistencia del Espíritu Santo para que inspire en todos los religiosos una completa dedicación a la tarea del discernimiento sobre su propia vocación en la Iglesia y en el mundo.

Le expreso también mi vivo reconocimiento por la entrega con que se prodiga a esta tarea. Deseo dirigir, a través de Ud., una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del Movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. A todos ellos les aseguro mi oración y de corazón les envío una especial Bendición Apostólica, confiándolos a todos a la materna protección de María, Madre de la Iglesia.

Desde el Vaticano, 19 de junio de 2013.

Francisco