viernes, 10 de enero de 2014

Papa Francisco entre los pensadores más importantes del mundo según Foreign Policy y uno de los 10 hombres claves de 2013 para China International Press Forum


Papa Francisco cerró 2013 con la pleitesía de la prensa internacional: de TIME a Le Monde pasando por Vanity Fair o MTV. Es verdad que en su mayoría se trataba de prensa occidental pero en el lejano oriente las cosas no han sido diferentes. En el contexto del XV «China International Press Forum», de mitad de diciembre pasado, representantes de medio centenar de los medios de comunicación más importantes de China eligieron por votación al Papa Francisco como uno de los diez hombres claves del año pasado. La noticia se hizo pública el 24 de diciembre y fue inmediatamente retomada por innumerable cantidad de periódicos de un país que no tiene relaciones diplomáticas con el Vaticano y, de hecho, persigue a los católicos fieles al obispo de Roma. Concretamente el Papa ocupa la tercera posición del «top ten». FIDES News Agency destacaba en una nota de prensa del 7 de enero de 2014 que ese reconocimiento del «China International Press Forum» no lo había recibido hasta la fecha ningún personaje religioso del mundo y menos todavía un Papa (véase también «China: Francisco elegido uno de los 'hombres-clave del año 2013'», ZENIT News Agency, 07.01.2014).

Pero 2014 no pinta diferente para Papa Bergoglio: en su primer número de enero The Foreign Policy, la conocida publicación estadounidense que trata asuntos de relaciones diplomáticas y política internacional, reconoció al Papa Francisco como uno de los 100 «Global Thinkers».


The Foreign Policy hace una categorización de las 100 personalidades en grupos bien definidos. Papa Francisco es incluido en el grupo al que llama «Desafíos», aquellos que «han encontrado formas innovadoras para sacudir el status quo» de las instituciones a las que representan. Y en el artículo dedicado enteramente al Pontífice la revista subraya que «es sin duda el líder religioso más visible en el mundo» para a continuación señalar que Francisco es un ortodoxo que ha reafirmado la enseñanza moral de la Iglesia. «Pero él es un buscador ortodoxo que quiere compartir el viaje con cualquier persona de buena voluntad (incluyendo los no creyentes ) que toma la búsqueda de la verdad en serio», señalan. Y añaden: «Una vez más, el Papa no cambia la doctrina de la iglesia. Sin embargo, un cambio importante en el énfasis en sí tiene profundas implicaciones».