lunes, 17 de febrero de 2014

My beautiful Woman: el conmovedor anuncio de lencería basado en una historia real


A quien pudiera llegar a pensar que el titular de este post es exagerado puedo asegurarle que no es así. En Tailandia la lencería se promueve de manera diversa a occidente: no precisa de mujeres desnudas mostrando la escasa carne untada en los huesos y en poses forzadamente "sexys" (como si no supieran que los únicos interesados en verlas así son los que no van a comprar para uso personal la ropa que anuncian: los hombres... Algunos, desde luego). En fin, afortunadamente en Tailandia las cosas funcionan de modo distinto y así lo refleja el anuncio de la marca de lencería asiática Wacoal.

El anuncio está basado en un hecho real. Cuenta la historia de una joven mamá de 18 años, Jane, quien todos los días hace malabares para recoger a su hija del colegio, atenderla, cuidarla, alimentarla, mimarla... Dada la edad de la novel mamá, es la comidilla de sus compañeras de colegio. Pero la niña es el centro de su vida...

El anuncio dura 7 minutos pero se pasan en un abrir y cerrar de ojos. ¿Qué tiene de extraordinaria la historia? Podría pensarse en que Jane no abortó dada la facilidad con que en estos tiempos se recurre al asesinato de niños en el vientre materno y vista su juventud... Pero no: en realidad Jane no es la mamá de la niña que como tal la trata y llama. La encontró en un basurero y le ha dado todo el amor de una auténtica mamá, con todos los sacrificios que eso supone. Y por eso el anuncio se llama "My beautiful Woman" ("Mi hermosa mujer"). Les repito: es un anuncio de una marca de lencería asiática. No han tenido que mostrar a una mujer en poca ropa para promover sus productos. En definitiva nos están diciendo que la belleza se encuentra en otro lugar. Y una marca que piensa así, además de agradecerle tan lacrimógeno video basado en un hecho real, supongo que está pensando contemporáneamente en la dignidad de la mujer y en el modo de vender sus productos. Afortunadamente hay muchas mujeres como Jane en el mundo.