domingo, 30 de marzo de 2014

Churchaton 2014: 1 día, 30 iglesias recorridas (y una petición de apoyo económico para sostener a futuros sacerdotes)


Los maratones de recaudación de dinero para causas nobles son bastante frecuentes y comunes en diversos países anglosajones: los maratonistas se ponen como meta recorrer determinada cantidad de kilómetros, con un número representativo de puntos geográficos intermedios por los que deben también pasar. Así, si alguno no logra alcanzar la meta final, al menos logró recorrer algunos de los lugares que también eran parte del recorrido.

Conociendo la causa, las personas patrocinan al atleta de diversas formas:
  1. No importa si llegan o no la meta, por el solo hecho de lanzarse le apoyan con X cantidad de dinero.
  2. Apoyan económicamente según los objetivos intermedios alcanzados. Por ejemplo, si del lugar de salida a la meta hay 30 puntos intermedios, los patrocinadores les dan X cantidad por cada uno de los puntos alcanzados y al final suman cantidades y es lo que les dan de apoyo económico. 
  3. Si el maratonista hace todo el recorrido le dan X cantidad de dinero.
Siguiendo esa dinámica, en el seminario donde vivo hemos organizado un Churchaton: un maratón de recaudación de fondos para el mantenimiento de la casa donde vivimos en Roma (agua, luz, gas, comidas, medicinas y médicos, etc.).

La particularidad de este maratón es que los diversos puntos a recorrer son iglesias de Roma, de ahí el nombre de Churchaton (church = iglesia; ton = maratón). En total, se trata de un recorrido de 30 iglesias lo cual supone algo así como tres docenas de kilómetros en un solo día (el sábado 5 de abril de 2014): todo es a pie, sin scooter y sin skates. Ah, y con distintivo clerical.

Siendo personas consagradas las que haremos este Churchaton, hemos querido darle una dimensión ulterior a esta actividad de recaudación: sea cual sea la manera en que podamos recibir el apoyo económico (recuerden las modalidad mencionadas en los tres puntos de más arriba), en cada iglesia visitada también vamos a rezar por nuestros bienhechores y sus intenciones. De este modo añadimos un rasgo espiritual a lo que inicialmente es -y hay que dejarlo bien claro para evitar equívocos- un maratón para recaudar fondos.

Además del que escribe este texto, otros compañeros del seminario harán también el Churchaton conmigo. ¡Quiero invitarles a ser mi padrino/patrocinador! Para apoyar con un donativo hay diferentes modos:

Vía web, mediante tarjeta (sistema paypal):
Basta poner mi nombre en el recuadro que dice: "Nombre del beneficiario".
(en este enlace puedes encontrar una guía práctica sobre cómo hacer el donativo).

Vía WesterUnion
Beneficiario: Jorge Enrique Canek Mújica Villegas
Destino: basta con confirmar que pueden hacer el traspaso a cualquier centro de WesterUnion en Roma
(conviene poner el nombre completo y bien porque si no, no me dan el depósito. La clave para retirar el donativo pueden enviármela por correo electrónico a jem@arcol.org).

Con un cheque:
Beneficiario: Legionari di Cristo
A dónde enviarlo: 
H. Jorge Enrique Mújica, LC
Legionari di Cristo
Via Aurelia 677
00165, Roma
Italia

Los dos medios anteriores valen para cualquier otro compañero de casa, obviamente sólo hay que cambiar el nombre del beneficiario. Los donativos serán usados en su integridad para sostener la casa donde vivimos, es decir, para la formación y manutención de 110 religiosos de todas partes del mundo que vivimos en el seminario para el que estamos pidiendo ayuda.


Tras el Churchaton haremos una sencilla "revista" digital que enviaremos a los bienhechores que nos apoyaron. Un video con imágenes del Churchaton que hicimos en 2012 puede verse en este enlace. Si tienes interés en conocer el seminario donde vivo te invito a conocer la página del centro en Facebook aquí.

Una de las prácticas cuaresmales que nos recomienda la Iglesia es la limosna. Les presento este Churchaton como una oportunidad para ejercitarse en esta práctica.