martes, 10 de junio de 2014

«Papá»: el conmovedor anuncio por el día del padre

El video está impregnado de dos palabras: «papá» (Dad) y «papi» (daddy). Ambas remiten a una respuesta: el padre que acude al llamado de su hijo (a) en diferentes circunstancias de la vida. O en otras palabras: la paternidad presentada como respuesta a un llamado y así como vocación.

En muchos países se celebra el día del padre este mes de junio. Muchos tal vez no han tenido la experiencia positiva de una figura paterna por lo que esta celebración más que alegría puede ser motivo de tristeza. A ellos dedico este bellísimo pensamiento del Papa emérito Benedicto XVI:
«No es siempre fácil hablar hoy de paternidad. Sobre todo en el mundo occidental, las familias disgregadas, los compromisos de trabajo cada vez más absorbentes, las preocupaciones y a menudo el esfuerzo de hacer cuadrar el balance familiar, la invasión disuasoria de los mass media en el interior de la vivencia cotidiana: son algunos de los muchos factores que pueden impedir una serena y constructiva relación entre padres e hijos. La comunicación es a veces difícil, la confianza disminuye y la relación con la figura paterna puede volverse problemática; y entonces también se hace problemático imaginar a Dios como un padre, al no tener modelos adecuados de referencia. Para quien ha tenido la experiencia de un padre demasiado autoritario e inflexible, o indiferente y poco afectuoso, o incluso ausente, no es fácil pensar con serenidad en Dios como Padre y abandonarse a Él con confianza.

Pero la revelación bíblica ayuda a superar estas dificultades hablándonos de un Dios que nos muestra qué significa verdaderamente ser «padre»; y es sobre todo el Evangelio lo que nos revela este rostro de Dios como Padre que ama hasta el don del propio Hijo para la salvación de la humanidad» (Benedicto XVI, audiencia general del miércoles 30 de enero de 2013).
Como ven, todos podemos celebrar este día porque tenemos un padre: Dios. Y él es el modelo para todo padre que de verdad quiera serlo. ¡Felicidades!