lunes, 20 de octubre de 2014

Me gustaría ver la cara de Madonna cuando escuche Like a Virgen interpretado por mí, dice sor Cristina


"Me gustaría ver la cara (de Madonna) cuando le digan que una monja es la que canta" Like a Virgen. Sor Cristina ya está de vuelta y lo hace lanzando el primer single de su disco debut Sister Cristina que estará mundialmente a la venta el 11 de noviembre de 2014.

A tres semanas del lanzamiento, el 20 de octubre ha aparecido en YouTube el video clip del primer sencillo. Se trata nada más ni nada menos que de un tema globalmente conocido no sólo por la primera cantante que lo interpretó sino por la connotación sexual que Madonna le imprimió. El título lo dice todo: Like a Virgen. Curiosamente también ha sido grabado en Venecia.

 

"Lo elegí yo -dice sor Cristina- sin ninguna voluntad de provocar o escandalizar. Leyendo el texto, sin dejarse influenciar de los precedentes, se descubre que es una canción sobre la capacidad del amor de hacer nuevas a las personas. De rescatarlas de su pasado. Y es así que yo que querido interpretarla. Por esto hemos transformado la canción pop-dance como era en una balada romántica un poco a lo Amos Lee. Es decir, a algo más parecido a una oración laica que a una interpretación pop".

En concomitancia con la aparición de Like a Virgin de sor Cristina el diario italiano Avvenire publicó una amplia entrevista a la monja siciliana. La variedad de las preguntas permiten conocer un poco más acerca de la vida de la joven religiosa de 26 años y lo que ha pasado en el periodo entre la victoria de The Voice y el lanzamiento de este primer sencillo discográfico: "Después de la victoria de The Voice me saqué la espina. Me encerré aquí, en la comunidad. Hice silencio. He rezado mucho. Me concentré en el hecho que debo renovar mis votos temporales, es decir, en lo más importante para mí: tutelar mi vida espiritual". Y preguntada sobre cómo ha mantenido los pies sobre la tierra tras su rotundo éxito, dice: "Lo que me ha hecho y me hace tener los pies en la tierra es pertenecer a una comunidad que me ayuda y protege. Y saber que soy un instrumento en las manos de Dios, no una pop star".

El periodista resulta incisivo y lanza preguntas que muchos se hacen: ¿no tiene como monja un voto de pobreza? ¿Cómo se gestiona lo que percibe por cantar? A lo que responde sor Cristina: "Por ahora, después de The Voice, no llegó dinero. Si y cuando llegue no tengo duda: lo usaremos para subvencionar los proyectos de beneficencia de la congregación (sor Cristina pertenece a la congregación hermanas ursulinas de la sagrada familia, n.d.r.). Para nuestra casa en Brasil pero también para un proyecto en mi Sicilia natal, donde no falta la pobreza (...) Cualquier elección la haré junto a toda la comunidad".

La religiosa italiana dice estar a la espera de conocer al Papa Francisco, "quisiera que me diese su bendición y una especie de "mandato" oficial de ir a todo el mundo a cantar". Y como Papa Francisco ha instituido el 2015 como año de la vida consagrada en la Iglesia sor Cristina hace un adelanto: "Me han hecho una propuesta para participar en un evento en el Vaticano. Si los consideran útil estaré feliz de dar mi contribución". Se refiere a la jornada que en el contexto del año de la vida consagrada unirá a miles de religiosos y religiosas en la plaza de san Pedro para convivir en torno al Papa.

El disco Sister Cristina contendrá 10 canciones conocidas, con adaptaciones y reinterpretaciones, como Somewhere only we know, Blessed be your name, Fix You, No One, I surrender, True colors, Price tag e perto, Longe ou depois y dos canciones inéditas: Fallin Free y L´amore vincerà. Mientras tanto la monja italiana continúa trabajando en una escuela materna y una residencia para universitaria que su congregación tiene en Milán, además de dar catecismo en una parroquia.