jueves, 16 de octubre de 2014

Sínodo sobre la familia: al menos un cardenal y un obispo necesitan que recemos por ellos


Por la tarde del miércoles 15 de octubre la edición en inglés de ZENIT News Agency publicó una entrevista del periodista Edward Pentin al Card. Walter Kasper. La entrevista se habría sumado a la multitud de interrogatorios que en el contexto del sínodo extraordinario sobre la familia han publicado periódicos de todas partes del mundo, aprovechando tanto la disponibilidad como el elevado número de personas disponibles que, además, participan directamente en el sínodo.

La particularidad de esa entrevista estribaba en lo que el Card. Kasper le respondía al periodista de ZENIT News Agency. Preguntado acerca de si el Papa está tratando de empujar las cosas de acuerdo a sus deseos (del Papa) al nombrar a algunas personas más para la redacción final del sínodo, en un momento de la contestación el Card. Kasper dice:
El problema es que los problemas son diferentes y de distintos continentes y culturas. África es totalmente diferente del Occidente. También Asia y los países musulmanes son muy diferentes, sobre todo acerca de los gays. No se puede hablar de esto con los africanos y gente de los países musulmanes. No es posible. Es un tabú. Nosotros decimos que no debemos discriminar y no queremos discriminar en ciertos aspectos.
Y a continuación le preguntan si los africanos que participan en el sínodo están siendo escuchados, a lo que responde:
No a la mayoría de ellos. Quienes sostienen esos puntos de vista no los tratarán.
Y entonces le interpela Pentin: "¿No están siendo escuchados?". A lo que responde el Card. Kasper:
En África, por supuesto, sus opiniones son escuchadas, donde es tabú.
Y añade:
(...) Yo diría que con África es imposible que resolvamos los criterios generales. Pero ellos no deberían decirnos lo que tenemos que hacer.
Al día siguiente, en declaraciones a Kath.net (véase Kasper dementiert, Zenit veröffentlicht Tonbandmitschnitt!) el Card. Kasper afirmó no haber dado una entrevista con esas declaraciones y exigió (sugiriéndolo) a ZENIT News Agency que retirase el texto, petición a la que ZENIT accedió.

URL de ZENIT donde estaba la entrevista original al Card. Kasper.
La agencia de noticias accedió a retirarla tras pedirlo el purpurado alemán.

Pero Edward Pentin tenia la grabación de la entrevista así que decidió evidenciar la verdad y la publicó en su página personal de internet (puede escucharse y leerse en este enlace). Portales como The Catholic World Report y blogs como Fr. Z´sThe Anchoras en Patheos o De Lapsis han criticado el hecho de la entrevista no dada y que luego resultó que sí. Dice Pentin en su web:
Su eminencia el cardenal Walter Kasper habló conmigo y otros dos periodistas, uno británico, el otro francés, hacia las 19:15 del jueves cuando abandonó la sala del Sínodo. 
Transcribí la grabación de nuestra conversación, y mi iPhone en donde registré el intercambio era visible. Me presenté como periodista del [National Catholic] Register, y los otros también se presentaron como periodistas. Por consiguiente me figuré que la entrevista era on the record y su eminencia parecía contento de hablar con nosotros. 
Al final, publiqué la entrevista completa en ZENIT y no en el Register. ZENIT eliminó el artículo el jueves como respuesta a la negación del cardenal Kasper. 
Su eminencia no hizo ningún comentario de que no quisiera que se publicaran sus declaraciones. Depende del contexto, pero normalmente en tal situación, los comentarios se consideran publicables (“on the record”) a menos que se indique lo contrario. 
La grabación se puede descargar abajo. Un par de preguntas procedieron de los otros dos periodistas y las incluí como parte de la entrevista. Se mejoró algo de la calidad del inglés para la publicación.
***

Respecto a la relatio de la que hablamos en otro momento y que tanto revuelo mediático generó por haber guiñado el ojo a lo gay (véase El sínodo de la confusión -que iba a hablar sobre la familia-) se ha sabido que la inclusión del tema lo metió casi a título personal el obispo Bruno Forte, aprovechando su condición de secretario especial del sínodo. En los días posteriores se manejó que la mayoría de los padres sinodales compartían el conjunto pero si se leen las aportaciones críticas hechas por los círculos menores (véanse en este enlace) no parece que hay mucho apoyo a las tendencias progresistas supuestamente apoyadas por los obispos y cardenales. 

***

Habiendo podido leer diferentes artículos criticando especialmente al Card. Walter Kasper y, otro en menor medida, a Mons. Forte, quiero invitar a los lectores a rezar por ellos. Tanto la mentira como las invenciones no son virtudes, ciertamente. Perdonemos, disculpemos y recemos por estos hombres de Iglesia para que Dios les asista e ilumine en la misión que tienen como sucesores de los apóstoles y, en consecuencia, como promotores y maestros de la verdad que es la que Jesucristo reveló en plenitud y no las propias ideas personales.