sábado, 8 de noviembre de 2014

Uno de cada cinco estadounidenses comparten contenido religioso en las redes sociales

¿Cuántas personas comparten contenidos relacionados con su fe en los medios electrónicos? A esta pregunta da respuesta el estudio «Religion and Electronic Media» elaborado por el Pew Research Center´s de Estados Unidos y publicado el 6 de noviembre de 2014. En el lapso de una semana ordinaria uno de cada cinco estadounidenses (un 20% de la población total de Estados Unidos) comparte su fe en redes sociales como Twitter o Facebook. Se trata de un porcentaje más o menos análogo al que ve programas televisivos de cariz religioso (23%), escucha radio confesional (20%) o escucha música cristiana (19%). En ese mismo lapso de tiempo casi la mitad de los americanos (46% del total de la población americana) ha visto el contenido religioso que otra persona compartió en la web en una semana común.

Yendo a algunos detalles más del estudio se puede constatar también que la web no es un espacio donde la gente hace lo que no haría off line: de hecho, el 40% de los encuestados afirman que comparten algo acerca de su fe fuera de la web, en un entorno real (según otro estudio del Pew Research un 35% de americanos asiste a servicios religiosos al menos una vez a la semana). La práctica del compartir la fe on line se muestra entonces como una actividad complementaria y no sustitutiva de la participación presencial real en la vida de las propias confesiones religiosas. De hecho, según la investigación «Religion and Electronic Media», quienes participan con más frecuencia en actividades religiosas son más propensos a publicar contenidos de fe en la red: entre los adultos que afirman asistir a servicios religiosos al menos una vez a la semana, el 31% dice que comparte su fe en la red; esto sucede sólo en el 8% de los que rara vez o nunca asisten a servicios religiosos.





El estudio cita el caso de dos grupos donde esta constatación es especialmente alta: los evangélicos blancos y los protestantes negros están por encima de la media americana en torno a prácticas como el consumo de música cristiana, programas de tv y radio confesionales y a compartir su fe on line.

El factor edad fue también considerado en el estudio. De acuerdo a los datos, los adultos jóvenes (rango de edad de 18 a 29 años) son doblemente más propensos a ver a otros compartir su fe en la web si se les compara con los mayores de 50 años. Además del factor generacional este dato pondría de manifiesto que los hábitos de consumo son diferentes pues, por ejemplo, ver televisión confesional es más frecuente en los adultos mayores de 30 años que en los menores.

Otro dato interesante del estudio es el que muestra que el 50% de los adultos no afiliados religiosamente vieron que otros compartían contenidos de fe en las redes sociales. Cuantitativamente hablando, un 47% de evangélicos blancos comparten contenidos religiosos mientras que sólo el 39% de los católicos los hacen en una semana ordinaria.

Con información publicada en el blog Evangelidigitalización.