viernes, 26 de diciembre de 2014

Feministas atacan nacimiento en Vaticano mientras Papa ofrece discurso de paz al mundo

Momento en que detienen a la mujer del grupo FEMEN. Como se puede notar,
lleva al niño Jesús del nacimiento en la mano.
Nunca debió haber pasado pero pasó justamente en el día y lugar que menos debía ocurrir: una chica del grupo de radicales feministas y anti católico FEMEN se brincó la valla que circunda el bellísimo nacimiento (Belén, pesebre o como le llamen en los diferentes países) en la plaza de san Pedro del Vaticano y tomó al niño Jesús para destruirlo. Ocurrió mientras el Papa ofrecía la tradicional felicitación navideña y mensaje de paz a millones de personas desde el balcón central de la basílica vaticana y en un día tan santo. Afortunadamente la policía intervino pronto y la mujer, que estaba desnuda y llevaba en el pecho un letrero que se burlaba de Dios, fue capturada.

Como se sabe no es la primera vez que estas feministas (¿realmente las mujeres se sentirán representadas por este tipo de personas?) atacan a la Iglesia. Baste recordar que en Bruselas, a inicios de diciembre de 2014, destruyeron un nacimiento. Ya dediqué otro post a esto y remito a él para quien quiere leer ese repaso. Comentando este hecho con otras personas, uno me decía que en Francia entrevistaron a una de estas mujeres y que el entrevistador le dijo algo así como que si de verdad son tan valientes y quieren ayudar a las mujeres por qué no iban a hacer este tipo de manifestaciones a la capital de Irán, Arabia Saudí o Pakistán. Y eso me hizo pensar en que esta nueva manifestación ofensiva ocurrió en el Vaticano, un país libre e independiente. ¿Se imaginan si el Vaticano tuviera leyes análogas a las de muchos países musulmanes donde este tipo de manifestaciones son condenadas con la muerte? Seguro que los países occidentales condenarían a la Santa Sede por "violar derechos humanos". Curiosamente siempre que estas mujeres realmente sí violan los derechos de otros nadie les hace ni dice nada. 

Aquí algunas fotos de este vandalismo:








Actualización: la feminazi de las fotos responde al nombre de Iana Aleksandrovna Azhdanova, una chica de nacionalidad ucraniana. Ha pasado un par de días en arresto en la cárcel del Vaticano pero después la policía vaticana le ha dejado en libertad prohibiéndole volver a entrar en territorio vaticano. O sea que no le hicieron nada. Ya ven qué malos son en el Vaticano...