sábado, 21 de febrero de 2015

Dios nos ama y no dejó que ISIS nos mate: la respuesta de una niña católica que deja sin palabras a un periodista


Las noticias que llegan desde aquellos lugares donde los cristianos son perseguidos a causa de su fe (Iraq, Siria, Libia, etc.) llenan de tristeza pero también se convierten en aliento cuando, precisamente quienes más directamente soportan y sobrenaturalizan lo vivido, viéndolo con los ojos de Jesús (con fe y caridad), nos dan su testimonio e incluso nos transmiten sus esperanzas.

Comparto con ustedes la historia de unas niñas como la reportó ACIPrensa:


Myriam es una niña que huyó de Qaraqosh, la que fue hasta el año pasado la ciudad cristiana más grande de Irak, luego que los terroristas del Estado Islámico la tomaran en agosto del año pasado. La pequeña cuenta a un reportero de canal local lo que siente hacia los miembros de esta organización radical.

En un reportaje de la cadena SAT-7, una televisora cristiana que transmite para Medio Oriente y África, sobre la precaria vida de los niños refugiados en Erbil, se aprecia a Myriam conversando con un reportero que le pregunta por su vida en Qaraqosh antes de su huida.

“Solíamos tener una casa en la que estábamos, ahora no pero gracias a Dios Él nos provee”, afirma la niña.

Sobre su afirmación de la providencia de Dios, el reportero le pregunta a la pequeña qué ha querido decir y obtuvo la siguiente respuesta: “Dios nos ama y no dejó que el ISIS nos mate”.

El hombre de prensa que se conmueve con lo que le dice la niña, le pregunta luego sobre lo que siente hacia los miembros del Estado Islámico: “no les haría nada, solo pido a Dios que los perdone”. “Tú los perdonas”, pregunta el reportero, a lo que la pequeña contesta sin dudar: “Sí”.

Emocionado, el reportero dijo a la niña: “me has enseñado muchas cosas, gracias”.

En el mismo video se puede apreciar el testimonio de otras dos niñas, una de las cuales dice que “Jesús está en nuestro corazón” y “estará con nosotros sin importar adonde vayamos”.

Qaraqosh y el Estado Islámico

El movimiento extremista musulmán del Estado Islámico (ISIS), tomó la mayor ciudad cristiana de Irak, Qaraqosh, en agosto del año pasado, provocando la huida de decenas de miles de personas.

Qaraqosh se encuentra entre Mosul –ciudad en la cual ya no hay cristianos–, y Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

“Es una catástrofe, una situación trágica. Llamamos al consejo de seguridad de la ONU a intervenir de inmediato. Decenas de miles de personas aterrorizadas están siendo expulsadas de sus casas en el momento en el que hablamos, no podemos describir lo que está ocurriendo”, declaró entonces a AFP el Arzobispo caldeo de Kirkuk y Suleimaniya, Mons. Joseph Thomas.

Según la ONU, unas 200.000 huyeron entonces por las carreteras.

El Estado Islámico –anteriormente conocido como Estado Islámico de Irak y Siria-, es un movimiento yihadista que nació de Al Qaeda pero que ahora actúa de manera independiente. La última masacre que se han adjudicado ha sido la de 21 cristianos coptos a los que decapitaron en Libia.

***

Hace unos días compartí en Facebook este post relacionado que ahora les ofrezco aquí. Ojalá que sea realmente no sólo un medio de edificación, un tema de oración y un recuerdo de la coherencia de fe de muchos hermanos nuestros en la fe sino también un reclamo a nuestras conciencias.