lunes, 16 de marzo de 2015

El secreto de Turín: un gran libro - novela sobre la Sábana Santa

Portada del libro El secreto de Turín.
Entrevista al escritor mexicano Gustavo Aguilera Jiménez sobre su nuevo libro «El secreto de Turín», una novela sobre la Sábana Santa. Monterrey, N.L., marzo de 2015.- A pocos días del inicio de una ostensión extraordinaria de la Sábana Santa en Turín, en ocasión de los 200 años del nacimiento de San Juan Bosco, hemos entrevistado al escritor mexicano Gustavo Aguilera Jiménez quien también es conferencista y profesor de posgrados.

Pregunta.- Hace dos años nos presentaste tu libro Sangre de héroes, una novela sobre la guerra cristera en México. Ahora estás dando a conocer tu nueva entrega, El secreto de Turín, que aborda el tema de la Sábana Santa. ¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Respuesta.- Siempre me ha gustado la ciencia con sus aplicaciones prácticas en la astronomía, aeronáutica, medicina… Y, gracias a Dios, en mi infancia y juventud conté con personas que me estimularon a profundizar en mi fe cristiana. Y estas dos pasiones mías, la ciencia y la fe, se tocan y se potencian de una forma apasionante en la Sábana Santa. Cuando terminé de escribir Sangre de héroes surgió en mi mente y mi corazón de forma inmediata el tema de la Sábana Santa.

Pregunta.- ¿Cuánto tiempo te llevó hacer la investigación y el libro?

Respuesta.- Desde hace 20 años le sigo la pista a la Sábana Santa, a través de los congresos internacionales, los artículos y libros. Y he dedicado estos últimos 5 años a investigar a fondo el tema. Además, pude hacer un viaje por Jerusalén, Turín y Roma. Recopilé bibliografía y entrevisté a los expertos. Todos estos viajes me sirvieron para conocer de primera mano las locaciones en que se ambientaría mi novela.

Pregunta.- ¿Qué encontraremos en esta novela? ¿Hay algo nuevo y revelador sobre la Sábana Santa?

Respuesta.- Sí hay datos nuevos, hay datos poco conocidos y bastante sorprendentes. En esta novela encontrarán el resumen de mis investigaciones. Traté de presentarlo de una manera agradable. La trama es ficción, pero los datos que contiene la novela son reales. Entre persecuciones e intrigas voy contando la historia de los estudios que se han realizado hasta el día de hoy. Reuní tal cantidad de material que estoy ordenándolo y preparando otro libro, pero en este caso será de investigación.

Pregunta.- ¿Cuáles son las investigaciones más interesantes que encontraste en tu estudio?

Respuesta.- Son muchas. Por ejemplo, el realismo anatómico y médico de la imagen del hombre de la Síndone. De las heridas abiertas en vida, mana sangre de vivo, y de la herida del costado sale sangre separada del suero, sangre post mortem. El polen encontrado en la tela va confirmando el recorrido rastreado por los historiadores: Jerusalén, Edessa, Francia, Turín. La superficialidad de la imagen: solo dos o tres fibrillas superficiales de cada hilo tienen esa oxidación que va formando el cuerpo. Que la sangre sea humana y de tipo AB+, al igual que la sangre del milagro eucarístico de Lanciano, al igual que la sangre del Sudario de Oviedo. Este tipo de sangre es poco común y sigue siendo abundante en la Palestina actual. Para formar una imagen semejante con los medios modernos se necesitaría un rayo láser de 34 mil millones de watts de potencia. Y no existe láser de esa potencia.

Pregunta.- ¿El Carbono 14 cerró definitivamente el caso Síndone determinando que es medieval?

Respuesta.- En mi libro trato extensamente el tema del Carbono 14. Con los años, la comunidad científica ha ido distanciándose de estos resultados. En primer lugar por las fallas de inicio y de procedimiento. Las muestras fueron tomadas de un extremo expuesto a la manipulación humana y esto claramente altera el Carbono 14, además se ha descubierto hongo en el interior de algunas fibras de la Síndone, esto rejuvenecería el Carbono 14 de la tela. Y se han datado tejidos semejantes a la Sábana Santa del primer siglo y la datación ha salido medieval. Con el pasar de los años también se ha podido develar una serie de sospechosas intervenciones, faltas a los protocolos de investigación y otros datos que llevan a pensar en un intento de manipular la datación del Carbono 14.

Pregunta.- ¿Con qué te quedas al final de todos estos años de investigación?

Respuesta.- En primer lugar, aprendí que mi fe cristiana, católica, está fuertemente sustentada en hechos históricos, de los cuales han quedado huellas que llegan hasta nuestros días. También, al analizar junto a médicos forenses los atroces sufrimientos de Jesús en su Pasión, me he asomado a la profunda realidad del pecado. El pecado no es un juego psicológico-semiótico para regular el comportamiento, es una realidad que afecta el centro del ser humano, el amor. Pero al mismo tiempo descubrí que todos estos sufrimientos son una gran esperanza, porque se ha pagado un altísimo precio, todo puede redimirse con esa preciosa sangre humano-divina. Solo hay que dejarnos redimir.

Pregunta.- Pronto se tendrá una ostensión extraordinaria de la Sábana Santa en Turín.

Respuesta.- Sí. Se expondrá en la catedral de Turín del 17 de abril al 29 de este año. El Papa Francisco irá a venerar esta reliquia el día 21 de junio. Hablando del Papa, se me viene a la mente una frase de San Juan Pablo II sobre la Sábana Santa. En una audiencia general, unos amigos míos le presentaron al Papa un libro que acababan de escribir sobre la Sábana Santa y el santo padre se detuvo junto a ellos y les dijo: «Es importante que se hable de la Sábana Santa, porque Dios nos la dejó junto a los sacramentos». Yo me quedé impactado con estas palabras. Me parecieron exageradas. Después reflexioné que un sacramento es un signo sensible de una gracia invisible y eso es la Sábana Santa, algo muy sensible, una tela que puedo ver y tocar, una sábana que nos abre una ventana al Calvario, donde reside la mayor de las gracias, la de la redención.

El secreto de Turín, novela sobre la Sábana Santa 
Autor: Gustavo Aguilera Jiménez 
Editorial: Gustavo es autor – editor independiente. 
Páginas: 180 Precio: 180 pesos mexicanos. 
Compras: www.gustavoaguilera.com.