martes, 25 de agosto de 2015

Laudato Si: la encíclica más mediática y la menos conocida en Estados Unidos según estudio de Universidad de Yale

Cuando se publicó la encíclica del Papa Francisco a mediados de junio de 2015 mediáticamente se habló de ella como «la encíclica ecológica» y el impacto mundial que tuvo fue indiscutible (véase «Laudato Si: la encíclica 2.0 que se convirtió en trending topic mundial en Twitter», 18.05.2015). Sin embargo, una encuesta realizada por The Associated Press, la Universidad de Yale y el NORC: Centro de Investigación de Asuntos Públicos muestran que los católicos americanos que conocen el pensamiento del Papa en ese campo son minoría.

Apenas el 41% de los católicos de los Estados Unidos conocen la encíclica «Laudato Si». Del total de los católicos estadounidenses el 23% conoce algo acerca de la misma gracias a que escucharon hablar de ella en la misa.

Interrogados sobre si piensan que el calentamiento global es una cuestión moral, sólo el 43% de los católicos americanos respondió que sí. Al menos dos tercios de los católicos creen apropiado que el Papa se posicione sobre el tema del calentamiento global. Por otra parte, tres cuartas partes de los católicos y el 69% de toda la población de la Unión Americana consideran que el cambio climático es un hecho. Sobre las causas del calentamiento, el 46% de los católicos y el 38% de toda la población consideran que se debe a la combinación de la actividad humana y los cambios naturales en el medio ambiente.


La encuesta de AP-NORC muestra también que 62% de los católicos tiene una visión muy favorable del Papa Francisco mientras que a nivel general de toda la población el porcentaje baja a 39% en la misma categoría. El estudio ha aparecido en semanas previas a la visita que realizará el Santo Padre a la Unión Americana, país en el que se ha notado una polarización entre quienes están a su favor o en contra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados después de una validación manual por parte del administrador del blog. Puede ser que esto haga demorar brevemente la publicación del comentario. Este blog no acepta comentarios insultantes, obscenos, difamaciones o textos no relacionados con el tema de los contenidos. Al ser un blog católico, tampoco admite comentarios contra el Magisterio de la Iglesia. En caso de contener enlaces a portales de dudosa reputación, nos reservamos el derecho de no publicar eventuales post. Conviene poner siempre el nombre de la persona que escribe y el país de procedencia. De ser posible, también el mail (si bien esto último no es estrictamente necesario). Los comentarios anónimos, sobre todo en materia que precisa responsabilidad, no pasan.