sábado, 19 de diciembre de 2015

En pocas palabras, un video y una genial foto galería, así fue mi ordenación sacerdotal

Librito de las ordenaciones sacerdotales 2015.
Comparto una crónica de mi ordenación sacerdotal publicada originalmente en ZENIT News Agency. Agradezco las referencias que tanto en esa importante agencia de noticias como en ReligiónenLibertad.com e InfoCatólica.com, han hecho de un servidor. También agradezco a la Oficina de Comunicación de la Legión de Cristo en la persona de su director, P. Benjamín Clariond, por el excelente trabajo realizado. Inserto en esta misma publicación el video resumen que han preparado y la galería fotográfica de Flickr.

***

El cardenal Beniamino Stella, prefecto de la Congregación para el Clero, ordenó el sábado 12 de diciembre en la basílica de San Pablo Extramuros a 44 nuevos sacerdotes de la Legión de Cristo.

En la celebración, al lado del altar estaba la imagen de la Virgen de Guadalupe: “Ella preside las ordenaciones sacerdotales de los Legionarios de Cristo. La Santísima Virgen dijo a San Juan Diego, sobre la colina del Tepeyac: «No temas, ¿no estoy yo aquí que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra?». Estas consoladoras y maternales palabras, acompañan la vida de todo sacerdote y cristiano”, indica el libro de oraciones para el rito.

El rito de la ordenación sacerdotal se realizó después de la lectura del Evangelio y se ha dividido en tres partes: los ritos preparatorios, el rito central y los ritos complementarios. A continuación fue celebrada con gran solemnidad, la santa misa.

Las biografías y fotos de los nuevos sacerdotes están en esta web. Ente ellos figura el padre Jorge Enrique Mújica quien colabora con ZENIT con análisis sobre medios de comunicación.


Asistieron a la ceremonia cerca de 3 mil personas entre familiares y amigos. En su homilía, el Cardenal Stella ha manifestado que los 44 nuevos sacerdotes Legionarios de Cristo son «un don para la Iglesia y para la humanidad y por ellos son tantas las razones para la alegría».

Las palabras del Cardenal se han centrado en algunos rasgos característicos de la persona del sacerdote: «ser elegido de entre los hombres», «estar constituido a favor de los hombres en las cosas que se refieren a Dios» y en «ser enviado al mundo».

El Cardenal recordó que el sacerdocio no es una carrera, en donde el protagonismo es de los hombres, sino una iniciativa de Dios a la que el joven responde por amor. «Es bueno que mantengan siempre la conciencia de haber sido elegidos… la gracia del primer amor, de donde ha brotado un deseo de hacer cosas grandes».

Invitó a los nuevos sacerdotes a cultivar una relación de amor con Jesucristo, a dar testimonio del Evangelio en el servicio a los demás. Les recordó que con la misión que hoy la Iglesia les confía «llega a cumplimiento el camino pedagógico de Dios. Cristo os consagra a sí para daros como un regalo a todos los hombres».

La fotogalería puede verse en este enlace.

«Tener ordenaciones sacerdotales al inicio del Año de la Misericordia nos hacen percibir que el amor de Dios nunca se acaba. Cada uno de estos nuevos sacerdotes está llamado a ser una imagen viva del Padre misericordioso que nos ha revelado Jesucristo, saliendo a buscar a las personas más necesitadas, a los que más sufren, llevándoles la luz de la fe y el testimonio del amor», dice el P. Ignacio Sarre, L.C., rector de una de las comunidades de formación de los Legionarios de Cristo en Roma.

«Estamos muy agradecidos al Señor por estos nuevos sacerdotes», dice el Director general de los legionarios, P. Eduardo Robles-Gil, L.C. «Tenemos grandes esperanzas puestas en estos sacerdotes jóvenes para continuar nuestro camino de renovación y de servicio a los demás. Nos alegra que empiecen a llegar al sacerdocio grupos más numerosos de legionarios de países como Brasil y Colombia, que tienen mucho que aportar a nuestra Congregación».