martes, 17 de mayo de 2016

Asistir a misa favorece la salud, dice estudio realizado en Harvard


¿Asistes a misa con regularidad? Entonces tiene un 33% menos riesgo de fallecer en comparación con aquellas personas que no asisten a la iglesia. Este es uno de los datos más destacados del estudio publicado en «Jama Internal Medicine» por un grupo de cuatro científicos de la Harvard Chan School of Public.

El estudio «Association of Religious Service Attendance With Mortality Among Women» («Asociación de asistencia a servicios religiosos con la mortalidad entre mujeres») relacionó los datos disponibles sobre asistencia a servicios religiosos y mortalidad entre mujeres. Se asociaron las estadísticas que se tenían desde 1992 a 2012 entre 74,534 mujeres, considerando también otros factores demográficos, antecedentes clínicos y estilos de vida.

La investigación muestra que las mujeres que acuden a la iglesia al menos una vez a la semana tienen 27% menos riesgo de muerte asociada a enfermedades cardiovasculares y 21% menos riesgo de muerte relacionadas con el cáncer.

La conclusión del estudio es contundente: la asistencia frecuente a servicios religiosos (como la misa) está asociado con un riesgo significativamente menor con la muerte. «La religión y la espiritualidad está siendo un recurso poco apreciado que los médicos deberían explorar con sus pacientes», remata la investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados después de una validación manual por parte del administrador del blog. Puede ser que esto haga demorar brevemente la publicación del comentario. Este blog no acepta comentarios insultantes, obscenos, difamaciones o textos no relacionados con el tema de los contenidos. Al ser un blog católico, tampoco admite comentarios contra el Magisterio de la Iglesia. En caso de contener enlaces a portales de dudosa reputación, nos reservamos el derecho de no publicar eventuales post. Conviene poner siempre el nombre de la persona que escribe y el país de procedencia. De ser posible, también el mail (si bien esto último no es estrictamente necesario). Los comentarios anónimos, sobre todo en materia que precisa responsabilidad, no pasan.